Carretera a San Ramón: Conciliar o postergar
Mientras la empresa brasileña OAS buscará recuperar el dinero invertido en el país, el Gobierno procurará evitar el pago de altas sumas de dinero para finalizar el acuerdo. Gerson Vargas/ La República
Enviar

Podría costar $46 millones rechazo del Gobierno a propuesta de OAS

Carretera a San Ramón: Conciliar o postergar

Negociación permitirá finalizar por “mutuo acuerdo” contrato de fallida vía a San Ramón

No hay alternativa, si el país quiere una nueva carretera a San Ramón debe cerrar el capítulo del fallido contrato con la concesionaria brasileña OAS, lo que podría costar casi $46 millones.

201309162238240.n66.jpg
Ahora, no se trata solo de pagar el dinero para que la empresa salga del país y deje todo cuanto antes; finalizar el contrato permitiría al Gobierno retomar el proyecto de la urgente carretera con estudios técnicos adelantados y con la lección aprendida tras el fracaso anterior.
La solución definitiva para que se retome la obra es poner punto final al contrato de concesión existente.
La principal duda es cómo hacerlo; este martes inicia la conciliación entre el Gobierno y la firma OAS para negociar los diferentes puntos de interés.
La empresa brasileña tiene muy claros sus objetivos, debe recuperar el dinero invertido en un proyecto que pasó de ser rentable por los cobros de peajes establecidos a una fantasía frenada por el fervor popular.
Se trata de una suma nada despreciable, casi $46 millones para costear las inversiones pagadas además de los gastos de OAS en el país y finalmente las especies fiscales.
En una primera oferta la concesionaria le planteó al Gobierno pagar este monto y así dar por terminado el contrato, los estudios técnicos quedaban en manos del Estado, y todos satisfechos.
La propuesta fue rechazada por la presidenta Chinchilla y el final por “mutuo acuerdo” se postergó a la conciliación.
Evitar pagos millonarios y consecuencias a futuro son los objetivos en los cuales se basará la estrategia del Gobierno durante las diferentes rondas para buscar un acuerdo, explicó Roberto Gallardo, ministro de Planificación.
La conciliación arranca casi cinco meses después de que se anunciara en cadena nacional que la carretera no se iba a construir bajo la propuesta de OAS cuyo costo era de $524 millones.
Por tratarse de un año electoral existen temas intocables y otros que deben mantenerse con bajo perfil, esto ocurre con la carretera a San Ramón.
Promover la construcción de esta vía se convirtió en una tarea casi popular, el Foro de Occidente presentó una propuesta de $350 millones con los cuales —según ellos— se podría desarrollar el proyecto.
Mientras tanto otro grupo llamado Foro Nacional creó otra opción para que se construya la ruta, pero no estableció el costo de la obra.
Hasta que no se cierre el capítulo con OAS y los estudios técnicos realizados por esta empresa pasen a poder del Gobierno como trabajo adelantado para el próximo intento de carretera, no se podrá hablar abiertamente de una nueva alternativa para construir la tan esperada carretera.

Manuel Avendaño
[email protected]

Ver comentarios