Enviar
Caro y polémico

El retorno de Guns ‘N’ Roses, tras 17 años de silencio, es “Chinese Democracy”, uno de los discos más caros de la historia

Madrid
EFE

Tras 17 años de espera, por fin los seguidores del rock de Guns ‘N’ Roses pueden escuchar cómo la voz de Axl Rose renace en el esperado álbum “Chinese Democracy”, un trabajo que pasa de ser una leyenda urbana a materializarse en uno de los discos más caros de la historia.
“Chinese Democracy” supone el regreso de Rose, el único miembro que se mantiene de la formación original, pero también la oportunidad de comprobar el resultado de una controvertida inversión de tiempo y dinero —14 estudios de grabación y un ingente desfile de músicos aparecen en los créditos— que se presenta con la crítica al régimen comunista del tema que da título al álbum.
Sonido de sirenas y el falsete áspero de Rose envuelto en afilados “riffs” de guitarra presentan este tema y dan la bienvenida a un conjunto aparatoso en el que los sonidos industriales, distorsionados y cargados de decibelios, presentes en temas como “Shacklers’s Revenge” o “Scraped”, se mezclan con el piano de las baladas románticas “Street of dreams” o “This I love”.
Pero en “Chinese Democracy”, primer álbum con canciones originales desde que en 1991 vieran la luz las dos partes de “Use your illusion”, el bombardeo de guitarras y los acompañamientos orquestales sin rastro de moderación también se detienen para introducir una guitarra española en “If the world” o escuchar a Martin Luther King en “Madagascar”.
“Better”, “There was a time”, “Catcher in the rye”, “Riad n' the bedouins”, “Sorry”, “I.R.S” y “Prostitute” completan el álbum, en el que Rose comparte la autoría de todos los temas, a excepción de “This Love”.
Junto a él figuran en los créditos guitarristas como Robin Fink, Josch Fresse o Tommy Stinson —hasta seis guitarristas confluyen en alguno de los cortes— que, no obstante, no disimulan la pérdida más significativa de Guns ‘N’ Roses, el guitarrista Slash, ahora parte de la banda Velvet Revolver.


Ausente en China

Pekín
EFE

El último disco de Guns ‘N’ Roses, “Chinese Democracy”, cuyo tema principal contiene duras críticas al Gobierno de ese país, no está de momento en las tiendas de China, aunque se puede escuchar sin censura por Internet.
La librería Xinhua de Pekín, principal tienda de libros y discos, no dispone de copias del álbum que salió a la venta en el ámbito mundial el domingo.
“Es posible que no consiga los derechos de autor”, comentaba un dependiente.
Pese a ello, la página de los G N’R en Myspace, donde es posible escuchar los temas —incluido “Chinese Democracy”—, es accesible, así como la web oficial del grupo y los vídeos musicales que se ofrecen en portales como YouTube.
La discográfica ya adelantó que es poco probable que el disco pueda distribuirse en China.
En la canción se nombra fugazmente a la organización religiosa budista Falun Gong, de la que Axl Rose es firme defensor y que fue ilegalizada por las autoridades chinas en 1999.
El tema contiene otras claras alusiones desafiantes al régimen comunista, como un verso que dice “incluso con puño de hierro/todo lo que tienen es el gobierno de la nación/pero yo tengo el tiempo precioso”.
Ver comentarios