Canciller: “Conflicto por Calero salpicó a cubanos”
“Nicaragua se aprovecha de la situación para decir que Costa Rica viola su soberanía. En los últimos meses yo advertí que algo así podía pasar, ante la cercanía del fallo de la Corte Internacional de La Haya”, dijo Manuel González, canciller de la República. Gerson Vargas/La República
Enviar

A unos dos meses para que la Corte Internacional de Justicia de La Haya dicte sentencia por la demanda que presentó Costa Rica contra Nicaragua por violar la soberanía nacional, un nuevo conflicto diplomático surge entre los dos países.
La cercanía del fallo sobre Isla Calero es la razón que explica una renovada actitud agresiva del país vecino hacia la diplomacia nacional, que, de forma colateral, salpicó a un grupo de refugiados cubanos que trata de llegar a Estados Unidos por tierra, dijo ayer Manuel González, canciller de la República.
La idea de los nicaragüenses es desviar la atención de un asunto humanitario, como es el caso de 1.500 refugiados caribeños, y revestirlo de un conflicto binacional, con el objetivo de enviar una señal al mundo de una supuesta violación de la soberanía por parte de Costa Rica, agregó el Canciller.
“No hay razón para explicar por qué Ortega envió a decenas de militares el domingo a la frontera con Peñas Blancas, cuando estamos frente a un asunto eminentemente humanitario. Es lamentable que el tema se haya politizado”, agregó González.
La semana pasada el país frenó una red de tráfico de personas que trataba de llevar a más de 1.500 cubanos hacia Estados Unidos.
Al considerarlo como un asunto de derechos humanos, el Gobierno emitió visas de tránsito a los afectados y se comprometió a buscar un corredor diplomático que le permitiera a los afectados llegar a su destino.
Sin embargo, el domingo, Nicaragua cerró la frontera a las mercancías, turistas y a los cubanos, e incluso mandó al ejército, que utilizó gases lacrimógenos para hacer retroceder a un grupo de 800 migrantes que ya había cruzado la frontera.
Ayer, los efectivos militares se mantenían en la zona de acuerdo a la Cancillería, aunque el transporte de personas y mercancías se reanudó normalmente.
Mientras tanto, el gobierno de Ortega elevó el tono de su molestia.
“El gobierno de Costa Rica, en una acción deliberada e irresponsable, lanzó a miles de ciudadanos cubanos que permanecían en su territorio. Denunciamos enfáticamente al gobierno de Costa Rica por violación de nuestra soberanía y por incumplimiento de sus obligaciones como Estado”, expresó Ortega en un comunicado de prensa.
Por su parte, los cubanos cayeron ayer en un limbo diplomático, ya que se desconoce cuál será su suerte.
En estos momentos Costa Rica les ha facilitado la atención humanitaria, brindándoles alimentación, vestido y techo mientras se resuelve su estatus migratorio.
Ayer mismo, González pidió a la misión de Costa Rica en la OEA explorar las mejores vías para denunciar el tema en el organismo regional y, de esta forma, buscarle una solución.

201511162049340.10-recuadro.jpg



Ver comentarios