Logo La República

Sábado, 15 de diciembre de 2018



BLOOMBERG


Canal de Panamá presiona a puertos

Redacción La República [email protected] | Lunes 28 febrero, 2011



Canal de Panamá presiona a puertos

Los puertos de Los Ángeles y Long Beach, California, están invirtiendo miles de millones para defender su participación en el mercado en tanto la ampliación del Canal de Panamá amenaza con desviar buques de carga a destinos estadounidenses rivales.
El puerto de los Ángeles, el más activo de Estados Unidos, invertirá $1.150 millones en los próximos cinco años, dijo Kathryn McDermott, subdirectora ejecutiva de su grupo de desarrollo empresario. Entre los proyectos por valor de $4 mil millones planeados para el próximo decenio en el segundo puerto, Long Beach, figura la expansión de un muelle donde podrán amarrar algunos de los cargueros más grandes del mundo, dijo el portavoz Lee Peterson.
La ampliación del Canal de Panamá duplicará para 2015 el tamaño máximo de los cargueros que puede recibir, bajando los costos por unidad y ofreciendo un incentivo para trasladar productos asiáticos directamente al este y el sur de los Estados Unidos en vez de descargar en la Costa Oeste para completar el viaje por tierra. Great Lakes Dredge Dock Corp. de Oak Brook, Illinois, es una de las firmas beneficiadas en la medida que los puertos, desde Mobile, Alabama, hasta Nueva York hacen, por su parte, inversiones para capturar parte del tráfico que se agrega.
“La mitad de la carga total que pasa por los puertos de Los Ángeles y Long Beach se envía finalmente por camión o ferrocarril a otras partes del país”, dijo Seth Lehman, director senior del grupo de infraestructura global de Fitch Ratings, que pone una nota AA a los alrededor de $2 mil de bonos municipales de ambos puertos. “El peligro es que parte de esa carga discrecional sea desviada a otros puertos debido a la expansión del Canal de Panamá”.
Los 13 puertos principales de los Estados Unidos en razón de su volumen proyectan gastar $8.570 millones en proyectos de terminales y de dragado en los próximos cinco años, según la firma de servicios inmobiliarios Jones Lang LaSalle Inc. de Chicago. Es casi un cuarto de todas las inversiones de capital que han hecho desde 1945, y no representa otras mejoras, como rutas y puentes.
El Canal de Panamá es la “amenaza No.1” para los puertos, dijo Rich Dines, presidente del Consejo de Distrito de Southern California de la Unión Internacional de Trabajadores Portuarios y Almacenistas de San Pedro, California.
Empresas como Wal-Mart Stores Inc. de Bentonville, Arkansas, ya están pidiendo a socios transportistas que entreguen las mercaderías lo más cerca posible de los destinos finales, usando rutas totalmente por agua para bajar los costos de transporte, dijo Jeffrey Kauffman, director ejecutivo de investigación en el área de transporte de Sterne Agee Leach Inc. de Nueva York.
“En la medida que la gente está concentrada en los costos de transporte, y una de las modalidades de costo más bajas para mover mercaderías es el océano antes que por ferrocarril o camión, esperamos que la mayoría de los transportistas de cierta envergadura traten por lo menos de dirigir algún porcentaje de su actividad a través del canal en forma experimental”, dijo.
Se necesita un promedio de 12,3 días para enviar productos por el Océano Pacífico hasta California, más otros seis días por tierra hasta la Costa Este, según un informe del Departamento de Agricultura del año pasado.
En comparación, una ruta totalmente por agua a través del Canal de Panamá tarda un promedio de 21,6 días, dijo el informe.
Está previsto que el tráfico de contenedores a través de los puertos estadounidenses se duplique o triplique para 2030.

Los Angeles
Bloomberg