Enviar
Administrator de proyecto promueve que compañías locales vendan bienes y servicios
Canal de Panamá abre oportunidad a empresarios nacionales

• Administrador de la obra registró compras por $857 millones en 2008


Ernesto José Villalobos
[email protected]

Desde bolígrafos y papel, hasta casas de máquinas para los enormes sistemas de esclusas, figuran en el espectro de bienes y servicios que demandará a partir del año entrante el Canal de Panamá.
Este abanico de productos fue presentado al sector empresarial costarricense con el fin de que se aumente la participación en el registro de proveedores que maneja la Autoridad del Canal de Panamá (ACP).
Cada año la operación de la vía interoceánica tramita más de 10 mil licitaciones, pero de ellas actualmente solo cerca de 14 se identifican como provenientes de Costa Rica.
A raíz de ello la intención es ampliar la participación local en el Canal.
Para el sector empresarial costarricense la oportunidad que representa una obra de este tipo podría representar el balance económico para sortear los efectos de la crisis.
“Para cualquier grupo o empresa un mercado potencial de esa magnitud es sin duda alguna tentador. El hecho de que la gran mayoría de los procesos de contratación y adjudicación estén automatizados es un gran beneficio y facilita mucho hacer negocios con este mercado”, aseguró Allan Torres, Gerente de Bio Engineering, empresa del Grupo Trisan.
Con 9 mil empleados, la ACP debe atender una variedad que supera los 12 mil tipos de compras cada año.
La adjudicación de los $857 millones que compró en bienes y servicios la ACP durante 2008 se dieron a través de tres modalidades de selección: la cotización, la licitación pública y la licitación negociada.
En el primero y el tercer caso, no es sino hasta que se va a firmar el contrato que los representantes de la firma se presentan ante la ACP, debido a que al menos el 85% de los procedimientos de cotización y selección de ofertas se efectúa a través de Internet.
“Los procesos de compra de nuestra empresa permiten que cualquier oferente pueda aportar la documentación requerida y enterarse de la adjudicación de las compras… los volúmenes de adquisición van hasta los $150 millones en un solo producto o cartel de servicio”, explicó Betsy Delgado, oficial de contrataciones de la ACP.
Además de administrar la operación de la famosa ruta comercial, la ACP se encarga de proyectos de generación de electricidad y todo dentro de cánones ambientales certificados.
Previo a formar parte del Estado panameño, la ACP fue una entidad adscrita al Gobierno de los Estados Unidos.
La Promotora de Comercio Exterior (Procomer), mantiene abierta una oficina en Ciudad de Panamá, desde setiembre de este año. A criterio de los promotores de negocios nacionales, las oportunidades que presenta la ACP son dignas de atención para los empresarios.
“Esto es una enorme oportunidad para crecer; son muy pocos los productos de la oferta exportadora nacional los que quedan fuera de la demanda de la ACP”, argumentó Alvaro Chaín, director de Promoción Comercial para Centroamérica.
La semana anterior, la empresa constructora nacional Meco, S.A., presentó la oferta más baja a la ACP con un contrato por más de $36 millones para efectuar labores en la zona de ampliación, lo que la convierte en el ejemplo más reciente de oportunidades para locales.
Ver comentarios