Logo La República

Lunes, 19 de noviembre de 2018



NACIONALES


Cambian hábitos de consumo

Wilmer Murillo [email protected] | Martes 19 febrero, 2008



Ciudadanos están gastando cada vez más en productos importados
Cambian hábitos de consumo

• Se acentúa importación de alimentos, vehículos y medicinas
• Revaluación del colón hace más atractiva la adquisición de productos del extranjero

Wilmer Murillo
[email protected]

Los costarricenses están consumiendo productos importados cada vez con mayor frecuencia.
Los primeros indicios se observaron en enero pasado, reflejados en una recomposición en la recaudación de los impuestos.
Los datos de recaudación en enero reflejaron significativas caídas en el ritmo de crecimiento de los impuestos de ventas y consumo internos.
Los números sugieren una sustitución de bienes de consumo interno por bienes de importación.
Esto por cuanto los impuestos internos no se reflejan en ventas y consumo sino en aduanas, donde también se cobra este tipo de tributos al ingreso.
Aunque no se afecta la recaudación final del Ministerio de Hacienda, sí mostrarían hábitos de consumo diferentes, inducidos por la apreciación de la moneda, por ejemplo.
“Esta situación puede ser el inicio de un posible cambio en el consumo de las personas”, dijo Guillermo Zúñiga, ministro de Hacienda.
No obstante, el titular de la cartera planteó el tema más como una hipótesis que como una afirmación.
Los impuestos conocidos como DAI o arancelarios, reflejan una dificultad para captar su componente interno. La hipótesis sugiere que favorecidos por la revaluación del colón los costarricenses estarían incrementando el consumo de productos importados.
Los cambios se hacen más evidentes con el análisis del sector externo.
El informe de la situación económica de Costa Rica de enero publicado por el Banco Central, señala que dentro de las importaciones regulares destacan los bienes de consumo final, particularmente vehículos, productos farmacéuticos y alimenticios, que muestran las mayores tasas de crecimiento del 49%, 35% y 23%, respectivamente.
“Estamos viendo que bienes de consumo final, duraderos y no duraderos, están creciendo a tasas importantes con respecto a 2006”, dijo Alvaro Solera, jefe del Area de Economía Internacional del Banco Central.
Las importaciones alcanzaron a diciembre pasado cerca de $12 mil millones. En términos de tasa de crecimiento esta se ubicó en un 11,4%, tasa inferior en ocho puntos porcentuales con respecto a igual lapso del año anterior.
No obstante, al excluir los bienes para transformación de los regímenes especiales, las importaciones registraron un crecimiento del 20,3%, superior en 2,2 puntos porcentuales al observado en el mismo periodo del año anterior.
De estos cálculos se excluye el pago de la factura petrolera que este año ascenderá a $1.990 millones.
De este modo es que se aprecia en el monto importado que van creciendo los bienes de consumo final, en forma sustantiva, dijo Solera.
Asimismo, medicinas, alimentos y vehículos destacan como los bienes que la gente está consumiendo en mayor grado.
El fenómeno podría ser explicado además como un esfuerzo por solventar la oferta interna. Costa Rica, tiene dificultades en este momento para llenar la demanda de ciertos productos, explicó.
El tipo de cambio o la apreciación del colón respecto al dólar también podrían estar haciendo que muchos productos importados tengan precios más cómodos, dijo el ministro Zúñiga.
Un producto procedente de Estados Unidos, antes en ¢552, ahora vale ¢499, lo cual hace evidente la existencia de un incentivo para consumir más productos importados.
Lo contrario ha ocurrido con algunos bienes, según se desprende del análisis de cada producto. Los hoteles, por ejemplo, ajustaron los precios. Un hotel que anteriormente cobraba $100 ahora cobra $105 con ese propósito.
Con datos agregados del comercio exterior de bienes a diciembre pasado, la cuenta comercial de la balanza de pagos mostró un déficit acumulado de $3.201 millones, superior en $120 millones al observado en igual periodo un año antes.
Costa Rica sigue observando un fuerte déficit en su cuenta corriente, pues las importaciones superan ampliamente las exportaciones.
Todavía sin embargo, las importaciones de materias primas continúan teniendo un mayor peso en las compras externas, lo que se considera positivo, pues contribuirán a nuevas exportaciones.
A pesar de que el Gobierno y algunas autónomas están haciendo menores compras, la iniciativa privada ha seguido gastando más en importar materias primas. Este rubro aumentó ligeramente durante los últimos 12 meses con respecto al mismo lapso del año pasado, superando en todo momento la compra de productos terminados.
Por regiones la economía norteamericana figura entre los mayores suplidores del país, seguido por la Unión Europa y Centroamérica.