Caída comercial reta a sector exportador maderero
Casi la mitad de toda la producción local de madera se destina a la elaboración de tarimas y embalajes para la exportación. Shutterstock/La República
Enviar

Entre 2012 y 2016 las exportaciones de madera experimentaron una caída del 4%.

Es por ello que la industria necesita reinventarse en una oferta de valor agregado para atraer a los principales compradores.

Dentro de los principales compradores figuran Estados Unidos, India, Singapur y China.

Productos para el hogar, de producción bioenergética y de construcción sostenible son los nichos que los exportadores nacionales pueden explotar en el exterior, de acuerdo con el estudio “Mercado mundial de la madera y tendencias para productos con valor agregado”, realizado por la Promotora de Comercio Exterior (Procomer).

Artículos de mesa o cocina, muebles para dormitorio, pellets de madera y maderas laminadas sostenibles con el ambiente serían una oferta exportable atractiva, según el estudio.

A estas tendencias mundiales, se suman otro tipo de oportunidades como el desarrollo de artículos de hogar multifuncionales, que maximicen el espacio; madera en acabados naturales con poca manipulación y productos diferenciados según el grupo generacional.

Mercado nacional

Costa Rica tiene una producción de madera estimada de 966 mil metros cúbicos de madera que provienen principalmente de plantaciones forestales (77%).

El resto proviene de terrenos de uso agropecuario (18%) y bosques (5%), según datos actualizados a 2016, proporcionados por Procomer.

Estos tres orígenes muestran una tendencia decreciente en la última década, donde las plantaciones forestales poseen la tasa menos agravada (-0,8%), seguido de bosques (-2,6%) y terrenos de uso agropecuario son los más afectados con -4%.

El sector posee un comportamiento productivo inestable con ligeras disminuciones e incrementos interanuales, reseñó el estudio.

Entre las causas principales se encuentra la migración en el uso de estos suelos hacia otras actividades agrícolas, el aumento en las importaciones de madera y un mayor consumo de productos sustitutos para la construcción y artículos del hogar.

Actualmente, el país cuenta con unas 800 especies arbóreas, de las cuales más de 500 son de producción maderable.

Las principales especies aprovechadas son teca, melina y ciprés, que representan el 55% de toda la madera procesada por el sector.

Casi la mitad de toda la producción local de madera se destina a la elaboración de tarimas y embalajes para la exportación (47%), es decir, en bienes de bajo valor agregado.

Actividades de mayor grado de manufactura, como muebles (9%) y construcción (25%), incorporan un menor volumen de madera nacional.

Ver comentarios