Café tico sería el primero C-Neutral del mundo
Enviar

El café producido en Costa Rica sería el primero con el sello C-Neutral en el mundo, gracias a la puesta en marcha de un plan que aumentará la producción y calidad del grano, al tiempo que reduce la emisión de carbono en el proceso.

Contar con una certificación C-Neutral permitiría llegar a más destinos y obtener mejores ganancias por este producto, ya que se exportan casi $300 millones por año en promedio; siendo América del Norte el principal comprador.

Nuestro país sería el primero en implementar una Acción Nacional de Mitigación Apropiada (NAMA, por su sigla en inglés) en el sector cafetalero a nivel internacional, lo cual lo distinguiría como un producto único y de alto valor agregado.

Con esto se pretende reducir la cantidad de fertilizantes y otros químicos en los cultivos y negociar con algunos países, especialmente de Europa, dispuestos a pagar más por la calidad.

El agro es una de las actividades prioritarias en la estrategia nacional de carbono neutralidad, desde 2014 se han destinado poco más de $2,2 millones para la búsqueda y aplicación de tecnologías sostenibles y mejores prácticas productivas.

Además casi 3 mil caficultores recibieron capacitación en estos temas.

El Ministerio de Agricultura y Ganadería, junto con el de Ambiente y Energía, el Banco Interamericano de Desarrollo y Fundecooperación, fueron los responsables de llevar a cabo esta iniciativa.

“Costa Rica tiene una vasta experiencia en la producción de café y un deseo de innovación; por eso era el candidato ideal para desarrollar el primer NAMA del mundo enfocado en este sector”, comentó Luis Roberto Chacón, coordinador general del proyecto.

Uno de los resultados más significativos fue que la emisión de óxido nitroso (N2O) por hectárea sembrada es menor a lo que se tenía calculado: en 2012 se proyectaba que la producción de gases estaba entre los 2,92 kilogramos y 7,78 kilogramos por año; la investigación actual arrojó que la emanación fluctúa entre 1,27 kilogramos y 0,92 kilogramos.

Este gas es uno de los principales causantes del efecto invernadero.

Otra de las iniciativas relevantes fue la capacitación a productores sobre sistemas de siembra, para determinar cuáles son más eficientes tanto en uso de energía como en costos para productores.

“La NAMA responde a esa tradición innovadora de Costa Rica y nuestro sector cafetalero se dirige hacia ese proceso, por lo que este proyecto representa un logro hacia la consolidación del país como un laboratorio para descarbonización de la economía”, aportó Andrea Meza, coordinadora de Cambio Climático del Ministerio de Ambiente.

A los logros se suma la dotación de seis estaciones meteorológicas nuevas para el Instituto Nacional de Café, que permiten fortalecer la vigilancia sobre plagas como la roya y el ojo de gallo.


 


Ver comentarios