Enviar
Con Sumo
¡Buenas noticias!

Carmen Juncos
[email protected]

Es como darle seguimiento a un embarazo para disfrutar después de la “nueva vida”.
He leído con interés la noticia que publicó el viernes pasado Magazine, en este medio, y que nos permitió saber que el Museo de Arte Costarricense se amplía y se convierte en un novedoso lugar con mayores atractivos aún para visitarlo.

Creo que será un agradable lugar de encuentro para compartir un café, conversar, adquirir libros, asistir a conferencias, admirar y comprar obras de artistas nacionales a menor costo y con la garantía del Museo y hasta para que los extranjeros compren souvenirs, además de ofrecer como ya lo hace las colecciones de obras costarricenses.

Las innovaciones son ideas de su actual director, Eduardo Fait, quien se propuso desde el inicio restaurar el inmueble. Para el año entrante, contaremos ahí con librería, cafetería, tienda, galería de arte y salón para fiestas o conferencias además de que se abrirá al público la torre (cuatro pisos), dándole a la gente unos espacios para pasar tiempo libre que seguramente lo convertirán en sitio de encuentro en una zona de la ciudad que merece recuperarse.

Pareciera que el ingrediente que habría que agregar, para que la oferta sea imposible de rechazar, es que la zona y el museo mismo, tengan seguridad (como la que se ofrece en los centros comerciales) tanto en los espacios interiores como en el parqueo. Doy por un hecho que así será porque la magnitud y lo acertado del proyecto lo merecen.
Ver comentarios