Enviar

Costa Rica tiene condiciones para que el proceso de apertura de este mercado se produzca sin problemas semejantes a los que afectaron a otros países de Latinoamérica

Buena oportunidad

La apertura del mercado de telecomunicaciones obliga a diseñar e implementar buenas estrategias para que se interesen suficientes competidores y luego operen bajo adecuadas regulaciones que fije la Superintendencia de Telecomunicaciones. Esta deberá ejercer un buen control del funcionamiento de las compañías que ingresen, incluido el Instituto Costarricense de Electricidad (ICE) como empresa del Estado entrando a la competencia.
Costa Rica tiene condiciones para que el proceso de apertura de este mercado se produzca sin problemas semejantes a los que afectaron a otros países de Latinoamérica donde al haber presencia de un único competidor este fue quien marcó las reglas y no el regulador. Para evitar este tipo de problemas u otros, es que debe asegurarse la estrategia correcta.
Por otra parte, al existir en nuestro país una empresa como el ICE, exitosa durante tantos años y que logró dotar a la nación de una importante penetración de líneas telefónicas fijas, garantizando la comunicación hasta en recónditos lugares del territorio nacional, esta debe fortalecerse hoy para atender con la misma capacidad y eficiencia los nuevos requerimientos de la moderna tecnología en sana competencia con el resto.
Esto obliga a la empresa nacional estatal a planificar muy bien sus acciones a corto, mediano y largo plazo, a administrar adecuadamente sus recursos y ser eficiente. Deberá ser flexible para adaptarse a las nuevas circunstancias y no solo en su estructura y operación sino en los cambios de actitud que fueren necesarios en sus colaboradores.
Tendrá que aprender sobre las nuevas condiciones del mercado y saber aprovecharlas. Será necesario que realice esfuerzos y se asegure de lograr una mejor comunicación con el consumidor.
El ICE deberá analizar a fondo sus fortalezas y debilidades y mejorar los aspectos relacionados con la atención al cliente. Estudiar aspectos, que seguramente tomarán en cuenta sus competidores, como el hecho de que la población sufre ineficientes y a veces abusadoras contestadoras automáticas que hacen perder el tiempo en vez de llevar rápidamente a la solución del problema.
La oportunidad podrán aprovecharla todos y el país solo deberá ocuparse de regular y supervisar en beneficio de los consumidores.
Ver comentarios