Enviar
Buen regreso de Orión
Un gol le bastó para quedarse con los tres puntos

Qué mejor manera de regresar a la máxima categoría que hacerlo con una victoria. La versión moderna de Orión, que no tiene nada del predecesor, salvo el nombre y los colores, lo hizo de esa forma.
El equipo azulgrana, que ahora lleva como apellido Desamparados y juega en el “Cuty” Monge, se estrenó en el campeonato al vencer 1 a 0 a Limón.
El partido fue ameno, donde el punto negro fue el silbatero Allen Quirós, quien posiblemente siga en la pretemporada, porque anduvo muy despistado, siendo sus asistentes los que llevaron el peso de las decisiones.
Orión ganó porque hizo el único gol del juego y porque Quirós lo permitió, al no sancionar una evidente falta, frente a sus ojos, de Erick Cabalceta a la hora de la anotación.
Ese tanto cayó apenas al minuto 6 de la primera parte en una combinación de errores, entre ellos la mala salida de Dexter Lewis y la miopía del silbatero.
Limón se quedó con un hombre menos desde el minuto 16 tras una agresión, que Quirós no vio, de Ricardo Harris sobre William Sunsing, pero que su asistente lo auxilió.
A quien nunca vio y mucho menos amonestó fue a Esteban Granados, quien sumó más de 10 faltas y ni la amarilla le mostraron, pese a que algunas fueron bastante fuertes.
En la primera parte, mientras los verdolagas se reordenaban, Orión fue más y dispuso de varias opciones para abrir el marcador, sobre todo una de Sunsing que detuvo de gran manera Dexter.
En la complementaria Limón fue amo y señor de las acciones, pese a tener un hombre menos, lo que generó que creciera la figura del arquero Carlos Díaz, quien al menos en tres ocasiones le quitó la anotación del empate, sobre todo a Fabricio Fallas.
Limón luchó por la igualada, Orión se plantó y contragolpeó, lo que le generó que al menos dos veces pudiera sentenciar con el segundo tanto, que al final no fue necesario porque el partido llegó a su conclusión.
Buen arranque de los josefinos.

Cristian Williams
[email protected]
Ver comentarios