Enviar
BRICS buscan fin de monopolios de poder


Cinco de los países emergentes más grandes presionarán a Estados Unidos y Europa a poner fin a su monopolio de 65 años en los puestos de liderazgo del Banco Mundial y el Fondo Monetario Internacional, según dos diplomáticos que contribuyeron a elaborar un comunicado de dichos países.
La estructura de gestión de las instituciones debe reflejar los cambios en la economía mundial, dice el comunicado preliminar de Brasil, Rusia, India, China y Sudáfrica, según los diplomáticos que pidieron no ser identificados porque el texto final no es público. Este sector solicita un mayor papel para los países en desarrollo en las instituciones globales, haciendo referencia a preocupaciones relativas a cómo se eligen los dirigentes en el Banco Mundial y el FMI.
“Insistiremos en el hecho de que el gobierno en el FMI y el Banco Mundial no puede ser una rotación sistemática entre Estados Unidos y Europa, quedando excluidos los demás países”, dijo la presidenta Dilma Rousseff. “No hay ninguna razón para que sea así”.
La crisis bancaria y crediticia de 2008 y la ulterior recesión en Estados Unidos y Europa occidental erosionó la influencia de los países desarrollados, un vacío que intentan llenar los países llamados BRIC y otros países emergentes. El primer ministro español José Luis Zapatero elogió en Pekín el 12 y 13 de abril el rol que desempeñó China evitando una crisis financiera en su país. China es dueño de $36 mil millones de la deuda de España.
Los presidentes del Banco Mundial han sido nombrados por el mayor contribuyente del organismo, Estados Unidos, desde que en 1946 se fundó el prestamista internacional de última instancia al término de la Segunda Guerra Mundial. Los 10 directores ejecutivos del FMI han sido todos europeos.
El australiano James D. Wolfensohn, que presidió el Banco Mundial entre 1995-2005, adoptó la ciudadanía estadounidense antes de ser designado. Cuatro franceses, dos suecos, un holandés, un español, un alemán y un belga fueron electos como director ejecutivo del FMI, originalmente fundado para asegurar la estabilidad cambiaria.
El comunicado preliminar refleja cambios que ya están en marcha en las relaciones diplomáticas y comerciales globales.
Corea del Sur se convirtió en noviembre en el primer país no occidental que organizó una cumbre de líderes del Grupo de 20 países -que a su vez desplazó al Grupo de los 7 como foro preeminente para los líderes mundiales.
Estados Unidos fue atacado en la reunión de Seúl por las políticas del presidente Barack Obama que inundan la economía con fácil acceso al crédito en un intento por reanimar el crecimiento.
Estados Unidos “no ha considerado plenamente el shock de los flujos de capital excesivos para la estabilidad financiera de los mercados emergentes”, dijo el viceministro de Finanzas de China Zhu Guangyao el 8 de noviembre. El ministro de Comercio Chen Deming dijo ayer a los periodistas que los países BRIC “enfrentan todavía problemas de recalentamiento económico como la presión inflacionaria y las burbujas de activos”.

Sanya, China
Bloomberg y EFE
Ver comentarios