Enviar
Brasil planea centrarse en energía limpia

En Brasil no se construirán más centrales eléctricas de combustibles fósiles después del 2014, según un plan energético de diez años recién aprobado, y en cambio se montarán grandes presas hidroeléctricas y proyectos de recursos renovables.
No se planea construir nuevas centrales que usen gas natural, carbón, fuel o diésel aparte de las obras para las que ya se han firmado contratos de venta de fluido eléctrico o que se empezaron a erigir, de acuerdo con una copia del plan colocada en el sitio de Internet del Ministerio de Minas y Energía.
Las tecnologías de energía limpia como la hidroeléctrica, la biomasa y el viento o eólica son una opción más “apropiada”, y pueden ser fuentes económicas de fluido eléctrico, dijo el ministerio.
Las centrales termoeléctricas de combustibles fósiles generarán un 19% del fluido eléctrico del país en el 2014, frente a un 15% actualmente, y de ahí en adelante la proporción disminuirá a un 15 % en el 2019, según los pronósticos del ministerio.
Pequeñas centrales hidroeléctricas, de biomasa o eólicas representarán un 13 % de la capacidad total instalada en el 2019, frente a un 3 % actualmente, según el plan eléctrico, que se aprobó el 25 de noviembre.
Mientras 34 gigavatios de centrales hidroeléctricas grandes se sumarán a la red nacional para el 2019, la contribución de esta tecnología a la capacidad total instalada del Brasil caerá a un 70%, del 74 % actual, según el plan.
Para junio del 2015 se espera completar un tercer reactor en la única central electronuclear del Brasil, lo que aumentará la capacidad en 1,4 gigavatios a 3,4 gigavatios, dijo el ministerio.
El ministerio dijo que es posible que permita una “expansión” de las centrales termoeléctricas, “preferiblemente las alimentadas con gas natural, pero también con carbón”, si los proyectos hidroeléctricos de gran tamaño y otras obras semejantes no obtienen los permisos ambientales.
El consumo eléctrico aumentará de 540 teravatios hora este año a 830 teravatios hora en el 2019, lo que requerirá la inversión de 214.000 millones de reales ($124.000 millones), dijo el Ministerio de Minas y Energía en su página web.
Para cumplir con este plan energético Brasil tendrá que invertir $550 mil millones de inversiones hasta 2019 para cubrir la demanda, dijo ayer el Ministerio de Energía del país en su portal de Internet respecto de un plan de expansión. Brasil también necesitará invertir 672.000 millones de reales en la búsqueda y explotación de fuentes de petróleo y gas natural, dijo el ministerio.
Se espera que la producción petrolera del país suba 161% para 2019, dijo el ministerio, en tanto la producción de gas trepa 187% Brasil añadirá 1.707 kilómetros a su red de gasoductos durante este periódo, dijo.

SaoPaulo/ Bloomberg

Ver comentarios