Enviar
Brasil hizo reconocimiento de cancha
Bajo la lluvia y ante la mirada de muchos niños la canarinha entrenó anoche en el Estadio Nacional

La lluvia no fue impedimento para que niños y aficionados se hicieran presentes anoche a presenciar el entrenamiento de la Selección de Brasil en el Estadio Nacional, sede del encuentro de mañana ante la Tricolor.
Primero fueron los guardametas, encabezados por Julio Cesar del Inter de Milán, los que empezaron a trabajar en la cancha del Nacional, luego aparecieron Ronaldinho, el más buscado por los aficionados, Neymar, Luis Alves, y el resto de compañeros, que entrenaron por espacio de 45 minutos.
Luego de la práctica firmaron autógrafos y saludaron a los niños que venían de escuelas de zonas alejadas de la capital y del Hospital de Niños. Uno de estos pequeños burló la seguridad y pudo ingresar a la cancha para saludar a Julio Cesar, quien le regaló un balón.
Durante el día los brasileños vieron vídeos de la tricolor, en el Hotel Marriott, su cuartel durante su estadía en suelo nacional, y atendieron a la prensa para hablar del encuentro contra Costa Rica.
Neymar, la nueva estrella brasileña, señaló que “ganar es una obligación, porque Brasil es un país de fútbol”, además agregó que él es “un jugador normal y espero ayudar con mi fútbol a la selección brasileña”.
El joven futbolista destacó el trato que les han dado los ticos a él y a sus compañeros. “El pueblo de Costa Rica es maravilloso, pues parece que estamos jugando en casa”.
Y de su compañero en ofensiva, Ronaldinho, con quien ha hecho dupla en los últimos amistosos de la canarinha, afirmó, “Ronaldinho me da seguridad porque es un jugador que sabe lo que significa ser campeón del mundo” , expresó el jugador.

Susana Ruiz
[email protected]


Ver comentarios