Logo La República

Martes, 18 de diciembre de 2018



GLOBAL


Brasil ayudará a economía de Cuba

Redacción La República [email protected] | Miércoles 01 febrero, 2012



Brasil ayudará a economía de Cuba

La presidenta de Brasil, Dilma Rousseff, afirmó ayer que la gran "contribución" que su país puede dar a Cuba es ayudar a su desarrollo económico, al tiempo que abogó por discutir el tema de los derechos humanos dentro de "una perspectiva multilateral" sin que sea un arma de combate político.
Rousseff, que desde este lunes inició su primera visita oficial a Cuba, hizo estas declaraciones a los periodistas antes de entrevistarse ayer en La Habana con el mandatario cubano, Raúl Castro, y de anunciar que también espera reunirse con el hermano y antecesor de éste, el expresidente Fidel Castro.
Según consideró, el "gran compromiso" y "contribución" que Brasil puede dar a Cuba es "ayudar a desarrollar todo el proceso económico" que vive la isla, donde el Gobierno impulsa un plan de reformas económicas que incluyen una tímida apertura en el sector privado y la disminución de las plantillas estatales.
Preguntada sobre el tema de los derechos humanos, la mandataria opina que es un asunto que deben tratarse dentro de una "perspectiva multilateral".
"El mundo necesita comprometerse en general, y no es posible hacer de la política de los derechos humanos solo un arma de combate político ideológico, el mundo necesita convencerse de que todos los países del mundo deben responsabilizarse, inclusive el nuestro", sostuvo.
Sobre los proyectos de Brasil en Cuba, Rousseff mencionó que su país participa en varias iniciativas "importantes" en Cuba como la construcción del puerto de Mariel (situado 45 kilómetros al oeste de La Habana), cuyas obras de ampliación y modernización se consideran la inversión fundamental que actualmente se ejecuta en Cuba con la colaboración de Brasil.
La presidenta brasileña, quien hizo un recorrido por las obras del Mariel, destacó que el proyecto permitirá crear condiciones para el desarrollo de la isla.
"Participamos no solo construyendo el puerto, sino también trayendo para acá una cooperación que considero estratégica para Brasil y para Cuba, un tipo de cooperación en que todo el mundo gana", aseveró.
Asimismo, Rousseff se refirió a la colaboración de Brasil y Cuba en las áreas de alimentación y biotecnología, e insistió en la importancia de todos esos proyectos para el desarrollo de ambos países.
La vista de Russeff a la isla estuvo mayoritariamente enfocada en temas económicos y comerciales.

La Habana/EFE