Boom de franquicias inclina balanza de pagos
Enviar

No hay que estar demasiado atento a lo que nos rodea para darnos cuenta de que existe un boom de franquicias extranjeras en el país, de todo tipo y sabor.

Lo que no tenemos en cuenta es que su uso, así como el de cualquier tipo de propiedad intelectual, conlleva un pago al exterior que es contabilizado por el Banco Central.

Los empresarios pagaron unos $600 millones por el uso de marcas extranjeras el año pasado, un crecimiento notable del 20% respecto a 2015.

Pero esto (ya de por sí considerable) es “poco” cuando analizamos que desde 2009, el crecimiento ha sido en promedio, casi del 30% anual.

Se trata de algo completamente positivo ya que cada nuevo emprendimiento implica nuevos puestos de trabajo.

Sin embargo, también es interesante considerar que el pago de los “royalties” representa una salida de divisas cada vez mayor.

La salida de dólares es más que compensada por el ingreso por los servicios que el país le vende al resto del mundo que, solo durante el primer trimestre del año, rozó los $2,5 mil millones.

Ver comentarios