Bonos ticos sedujeron a extranjeros
Enviar

Tasas de interés tendrían un respiro tras menor necesidad de Hacienda

Bonos ticos sedujeron a extranjeros

Gobierno captó $1 mil millones pagando menos intereses que a inversores internos

El Gobierno colocó $1 mil millones en bonos ayer por la mañana en plazas internacionales, pero esos títulos fueron tan atractivos que el mercado ofreció casi cinco veces esa suma.
Los inversores pidieron que se les pagara una tasa de interés del 4,25%, un 30% menos de lo que se está pagando por los bonos internos en dólares.
Esta colocación a diez años plazo reducirá la presión por captar recursos en el mercado interno que Hacienda ha ejercido en el último año, y que elevó las tasas de interés tanto en colones como en dólares, al menos de manera temporal. Además, abarata un poco el endeudamiento que tiene el Estado.
Aunque afuera el rendimiento del bono es mucho menor de lo que cuesta al Gobierno endeudarse de manera interna, algunos analistas esperaban que fuera aún más bajo debido a la gran liquidez del mercado tras la reciente emisión monetaria que hizo la reserva federal de Estados Unidos.
Además los compradores pudieron pedir más rendimiento tras ver los datos de déficit fiscal.
“El inversionista se fija más que nunca en la tendencia de las finanzas públicas. Eso sin duda significó un castigo de varios puntos porcentuales en el cupón del bono, a pesar de otras bondades que caracterizan al país”, detalla el blog Pulso Bursátil de la firma Aldesa.
Estos $1 mil millones de recursos frescos le servirán a Hacienda para saldar los más de $800 millones en vencimientos de deuda en dólares (tanto interna como externa) que enfrentará a inicios de 2013.
No obstante, la presión por demanda de colones no desaparecerá porque el Gobierno sigue financiando gasto corriente con deuda.
Por ello, es improbable una baja significativa en las tasas en colones, sino más bien un freno al alza que experimentaron.
No se conoce aún si inversores nacionales compraron de estos títulos, como sucedió en años anteriores, pero sí se sabe que varios puestos de bolsa estaban recomendando su compra.
La facilidad de venta que tienen estos papeles dado el tamaño de la emisión y que se pueden transar fuera del país, además de que son una opción para diversificar riesgo son varias de las razones por las que expertos recomiendan su incorporación al portafolio.
El problema es que si usted quiere comprarlos será caro, dado que están dirigidos a inversores institucionales, por lo que no se podrían comprar hasta que se transen en el mercado secundario.
Cuando llegue ese momento, es posible que deban enfrentar una prima sobre el precio de salida , explica Vidal Villalobos, analista de Scotiabank.

 

Carolina Acuña
[email protected]

Ver comentarios