Enviar
Obama aseguró que la reforma presupuestaria “no es algo que se pueda escoger”
Bolsa cierra al alza pese a anuncios negativos

• Wall Street sube un 0,43% tras nuevo programa para reactivar mercado crediticio
• Actividad económica de EE.UU. se contrajo a un ritmo anual del 0,5% durante el tercer trimestre

Nueva York
EFE

La Bolsa de Nueva York cerró ayer con un alza del 0,43% en el índice Dow Jones de Industriales, tras la puesta en marcha de dos programas por valor de $800 mil millones para la compra de activos respaldados por hipotecas y para ayudar a reactivar los mercados de crédito.
El Dow Jones, el más importante de Wall Street, subió 36,08 puntos (0,43%) y se situó en 8.479,47 unidades, mientras que el selectivo S&P 500 avanzó 5,58 puntos (0,66%), hasta 857,39 unidades.
Esta es la tercera sesión consecutiva que el Dow Jones cierra al alza, después de que el viernes subiera un 6,54% y el lunes un 4,93%.
La sesión estuvo marcada por el anuncio de la Reserva Federal y el Departamento del Tesoro de un programa dotado con $200 mil millones para respaldar los créditos de los consumidores y de las pequeñas empresas, con el ánimo de descongelar el mercado crediticio; además, la Reserva Federal ha decidido utilizar hasta $600 mil millones para la compra de activos respaldados por hipotecas.
El secretario del Tesoro de EE.UU., Henry Paulson, dijo que los cambios introducidos en el plan de rescate financiero ayudarán a que “comience a reactivarse el consumo” y a que los ciudadanos lo tengan más fácil a la hora de acceder a los créditos.
El Dow Jones y el S&P 500 cerraron al alza, a pesar de la difusión durante la sesión de varios datos económicos negativos. El Gobierno informó que la actividad económica de EE.UU. se contrajo a un ritmo anual del 0,5% durante el tercer trimestre, por encima del cálculo inicial del 0,3%. Esto se debió principalmente a la abrupta caída en el gasto de los consumidores, que bajó un 3,7%, el mayor descenso en 28 años.
Además, el precio de la vivienda en Estados Unidos bajó un 16,6% en el tercer trimestre del año con respecto a igual período de 2007, lo que supone un nuevo récord de caída anual, según el índice Case-Shiller difundido por Standard & Poor's.
Nariman Behravesh, economista de IHS Global Insight, advirtió en una nota a clientes que la economía estadounidense se encuentra “en los primeros pasos de una de las peores recesiones del periodo de posguerra, incluso teniendo en cuenta el enorme programa de estímulo”.
“La situación va de mal en peor”, dijo Kenneth Rogoff, profesor de economía de la Universidad de Harvard y ex economista jefe del Fondo Monetario Internacional (FMI), quien calificó de “increíbles” las últimas medidas adoptadas por la Reserva Federal. “Afrontamos el riesgo de sufrir una recesión muy profunda”, pronosticó.
Peter Morici, profesor de Economía de la Universidad de Maryland, expresó su preocupación por lo que describió como un país “hipotecado. Vamos a tomar el dinero prestado de China y Oriente Medio, o sea que lo que vamos a hacer es hipotecar el país. Es insensato”, finalizó.
Por su parte Barack Obama, presidente electo de EE.UU., consideró que “la reforma presupuestaria no es algo que se pueda escoger… es una necesidad”, y dijo que aspira a combinar medidas de estímulo económico y prudencia en el gasto para que el déficit presupuestario no se dispare.
Ver comentarios