Logo La República

Domingo, 18 de noviembre de 2018



NACIONALES


Bolaños descarta apreciar dólar

Oscar Rodriguez [email protected] | Miércoles 18 mayo, 2011



Afectar tipo de cambio generaría mayor deuda, aduce presidente del Banco Central
Bolaños descarta apreciar dólar
Ajustar la banda inferior para disminuir la compra de divisas es una de las opciones que se barajan

La posibilidad de intervenir el sistema de bandas cambiarias mediante la compra de divisas, para apreciar el dólar, no es una opción que esté entre las tareas por hacer de Rodrigo Bolaños, presidente del Banco Central.
La petición más recurrente de los sectores turístico y exportador, en el último año, no ha tenido eco en el Banco Central que descarta la posibilidad de devaluar el colón.
Son varias las razones que Bolaños explicó a LA REPUBLICA. La principal es que para apreciar el dólar la entidad tendría que incurrir en un endeudamiento millonario.
Además no está determinado si es factible mantener una divisa alta, para favorecer a las empresas golpeadas por el tipo de cambio, mientras la economía mundial regresa a su cauce.
Al final, argumenta el jerarca, no hay garantía de que las compañías recobren su músculo, pero sí crecería la deuda del Banco.
Esta situación desequilibraría la política macroeconómica. El resultado inmediato sería el crecimiento de la inflación más allá del 4% fijado como meta por la entidad.
“La gran discusión es quién paga el costo de esa intervención. ¿A cuáles sectores se ayudará con un tipo de cambio más favorable y a cuáles se perjudicará?”, dice Bolaños.
El argumento del Central es que la cuenta para pagar la apreciación del dólar es fiscal. Debería ser el Gobierno central el encargado de responsabilizarse por esa eventual deuda.
En países como Chile y Colombia, cuando el Banco Central ha acumulado reservas, para disminuir la volatilidad de la divisa, el resultado sobre el tipo de cambio ha sido leve.
El origen de la apreciación del colón es la expansión monetaria en Estados Unidos. Al estar las tasas allá bajas y aquí altas, hay un ingreso excesivo de dólares en la economía.
También, al ir lenta la recuperación en los principales socios comerciales de Costa Rica, las exportaciones han seguido el mismo camino.
Esto golpea a muchísimas empresas y al mismo crecimiento nacional, dado que este sector ha sido durante muchos años el motor de la economía.
La divisa depreciada resta competitividad al país, pues cada vez es más caro comprar bienes y productos costarricenses.
“La gente cree que este es un problema creado por el Central, pero no es así. Es generado por la política del banco central de Estados Unidos que está en una expansión monetaria y con una tasa de interés baja. Por eso los inversionistas vienen aquí”, resalta Bolaños.
El único escenario previsible para la intervención es que haya un serio empeoramiento de la crisis económica.
La apuesta del Central es esperar que sea la misma economía la que ajuste sus tuercas. Su intervención será limitada, por ahora, a mantener la meta inflacionaria.
Esta es exactamente la misma política que aplica el Banco Central Europeo, por mandato del Pacto de Estabilidad Económico, en el cual el costo de los precios no debe subir más allá de un 2% cada año.
Sin embargo, esta postura del Central ha sido muy criticada por los sectores productivos. Para los industriales, una de las principales amenazas, en 2011, es el tipo de cambio.
Igual ocurre en el ámbito turístico que, en el último año, ha sido afectado por la divisa.
“El turismo casi en su mayoría recibe sus ingresos en dólares. Sin embargo sus gastos son en colones. La apreciación que ha habido impacta en alrededor de un 18% o 20% menos en el nivel de los ingresos”, enfatiza Carlos Manuel Lachner, presidente de la Cámara Costarricense de Hoteleros.
La interrogante que hay en el ambiente es si la actual situación es de mediano o largo plazo.
“Si la respuesta apunta a un efecto transitorio, bastaría con esperar que el mercado por sí solo se ajuste. Si se visualiza que no, el Central tendrá presión para ajustar la banda inferior y disminuir la compra de dólares”, dice Hairo Rodríguez, subgerente del Banco Cathay.

Oscar Rodríguez
[email protected]