Berlusconi espanta a inversores
Las promesas de Silvio Berlusconi aumentaron sus chances para la elección parlamentaria de este mes. / BLOOMBERG/LA REPUBLICA
Enviar

“Es improbable que los bonos italianos publiquen más ganancias antes de las elecciones”, dijo Riccardo Barbieri, economista


Berlusconi espanta a inversores

Silvio Berlusconi, el ex premier y evasor fiscal condenado en sede judicial, les ofrece a los contribuyentes reintegros y, a los evasores, una amnistía; ambas son promesas de campaña que les retumban en importancia a los electores y les repiquetea las inquietudes a los inversores.
Las promesas de Berlusconi aumentaron sus chances para la elección parlamentaria de este mes y enfriaron el entusiasmo de los bonistas en lo que respecta al que fue el tercer emisor soberano de deuda con mejor desempeño de toda Europa durante los últimos seis meses.


El rendimiento de la deuda italiana a 10 años subió esta semana a su máximo desde el 31 de diciembre, después de que Berlusconi intensificó su plan de facilidades fiscales, de modo que le permitiera liderar las encuestas de opinión.
El aumento de su popularidad puso a Italia a debatir el rigor presupuestario y sembró dudas sobre el resultado de la elección del 24-25 de febrero.
El multimillonario de 76 años, quien está en proceso de apelar una sentencia de condena a cuatro años de prisión por estafa al fisco, capta muchos votantes que están cansados de la recesión y se oponen a la austeridad impuesta por el primer ministro, Mario Monti, durante los 14 meses que lleva en el poder.
El enfoque de Monti permitió contener el déficit y producir ganancias del orden del 28% para los inversores.
“Es improbable que los bonos italianos publiquen más ganancias antes de las elecciones”, dijo Riccardo Barbieri, economista jefe europeo de Mizuho International Plc en Londres. “Si hacen algo, probablemente amplíen un poquito, a causa de la incertidumbre”.
Berlusconi, que le generó a los bonistas ganancias de tan solo un 1,5% en su último mandato de primer ministro, reformuló la clase de políticas que casi obligaron a Italia a aceptar un rescate a fines de 2011, según sus contrincantes.
Monti tachó la propuesta de Berlusconi de ser un intento de comprar votos; la propuesta de reintegros, que hizo Berlusconi el 3 de febrero, es por 4 mil millones de euros ($5.400 millones) calculados sobre el impuesto a la primera vivienda del año pasado.
El plan de amnistiar los impuestos vencidos e impagos que se presentó el 4 de febrero podría socavar la credibilidad fiscal, dijo Oscar Giannino, candidato a premier, durante una entrevista que se le hizo en Bloomberg Television.

Bloomberg


Ver comentarios