BCE lanza programa de compra de deuda
Enviar

BCE lanza programa de compra de deuda


El Banco Central Europeo (BCE) empezará en marzo el programa de compra de deuda pública y privada de 60 mil millones de euros al mes en el mercado secundario, para elevar la tasa de inflación de la eurozona y contribuir a la recuperación económica del bloque.
El anuncio se hizo en una en la rueda de prensa que siguió al primer consejo de gobierno de la autoridad monetaria de este año, un encuentro que marcó un antes y un después en la historia de la entidad al decidir adoptar medidas no convencionales de expansión cuantitativa.
El plan busca "generar grandes inyecciones de liquidez" en toda la eurozona" para evitar el elevado riesgo de un período prolongado de baja inflación y para que "prosiga la mejora de las condiciones de financiación para empresas y familias", según Mario Draghi, presidente del BCE.
El programa se prolongará en principio hasta septiembre de 2016, con lo que su montante total superará el billón de euros, dentro del objetivo del BCE de ampliar en un tercio su balance, aunque la entidad se reserva la opción de acortarlo o alargarlo de acuerdo con la evolución de la inflación.
El BCE decidirá las características del programa y coordinará las adquisiciones, "salvaguardando así la unidad de la política monetaria del Eurosistema", pero que la "implementación" de las compras será "descentralizada", agreó Draghi.
Sólo el 20% de la deuda adquirida a través de este programa estará sujeta al régimen de riesgo compartido ante un posible impago, señaló el presidente del BCE.
En concreto, se compartirá el riesgo de todos los títulos de instituciones europeas, que deben suponer el 12 % de las compras, y de las adquisiciones que realice el propio BCE, que supondrán el 8 % del volumen total.
El diseño del programa prevé además que cada banco central nacional asuma un porcentaje de las compras mensuales equivalente a su cuota de capital en el BCE.
Draghi admitió en la rueda de prensa que la decisión de lanzar "ahora" el programa de compra de deuda no se adoptó por unanimidad, pero que sí contó con el respaldo de una mayoría tan amplia del consejo ejecutivo de la entidad "que no fue preciso realizar una votación".
Donde sí se logró un consenso, fue en el modelo elegido para compartir riesgos, uno de los temas más controvertidos del plan.

EFE

Ver comentarios