Enviar
Bancos estatales y Hacienda anclan la Tasa Básica
Alta participación relativa de ambos sectores explican el comportamiento de la tasa durante las últimas semanas

Juan Pablo Arias
[email protected]

La permanencia por seis semanas consecutivas de la Tasa Básica Pasiva (TBP) en el 8% se explica en buena parte por el comportamiento de dos actores del mercado: los bancos estatales y el Ministerio de Hacienda.

El nivel de tasas ofrecidas en ventanilla por los bancos comerciales del Estado, así como las subastas y negociaciones en mercado secundario de los títulos de Gobierno son los elementos que influencian en mayor grado el anclaje de la tasa de referencia.

Según datos del Banco Central de Costa Rica (BCCR), los rendimientos ofrecidos por los bancos del sector público han determinado entre un 40% y un 70% del comportamiento de la TBP de las últimas cinco semanas.

Así mismo, los instrumentos de Hacienda han tenido una participación decreciente pero significativa dentro del cálculo de la tasa, pasando de explicar un 37% de su comportamiento en enero, a tan solo un 3,5% en la última revisión. No obstante es el segundo sector con mayor peso dentro del cómputo reciente.

“El financiamiento interno del déficit de Gobierno, y los bancos del Estado, ante signos de una gradual recuperación de la demanda crediticia del sector privado, están demandando recursos en el sistema financiero. Eso explica la mayor participación relativa de estos en la determinación del nivel de la TBP”, comentó Alberto Franco, economista de Ecoanálisis.

Al ser estos los sectores con mayor dinamismo en la captación de recursos, las tasas que ofrecen son las que tienen mayor preponderancia en la determinación de la TBP según la metodología del Banco Central. En este sentido, los bancos del sector público han incrementado paulatinamente su peso relativo en el cálculo de esta.

“Básicamente la captación la están realizando los bancos comerciales, los cuales han venido disminuyendo sus tasas de captación desde setiembre. Esto se podría explicar por la necesidad de liquidez a un bajo costo justificada en la proyección de inflación del Banco Central”, explicó Melvin Garita, director de análisis de Lafise Valores.


Tampoco es despreciable la participación de los bancos privados y otras instituciones financieras del mercado que en conjunto han tenido una participación relativa superior al 20%, generalmente influenciando al alza.

Otro elemento que juega un papel primordial en el comportamiento de las tasas locales es el tipo de cambio. El valor del dólar respecto al colón puede sumar o restar atractivo a las posibilidades de inversión.

“En una economía que tiene una cuenta de capital abierta como la costarricense, el nivel de las tasas pasivas en el mercado local está estrechamente ligado con el comportamiento de las expectativas de variación del tipo de cambio. Mediciones recientes de esas expectativas sugieren que disminuciones significativas en el nivel de la TBP serían poco probables al menos en el corto plazo”, señaló Franco.

En cuanto al comportamiento futuro de la Tasa Básica, los especialistas no descartan cambios en las tendencias en los próximos días, no obstante apuntan a una convergencia hacia al nivel actual de mantenerse las condiciones recientes.

“En el corto plazo podría tener leves ajustes al alza, ya que algunas entidades bancarias han empezado a participar más activamente con captaciones y el Ministerio de Hacienda ya anunció una subasta para colocar el título que vence en julio. El rendimiento al que se coloque el instrumento podría provocar cambios en la tasa básica pasiva”, explicó Gina Ampié, gerente de INS Valores, Puesto de Bolsa.

De mantenerse las expectativas de inflación en un 5%, aumentarían las posibilidades de que las tasas de interés se mantengan alrededor de su nivel actual. No obstante Ampié recordó que el índice de precios al consumidor aumentó un 1,63% en enero, y de mantenerse este crecimiento en febrero también afectaría al alza las expectativas inflacionarias y por ende los rendimientos podrían crecer en el corto plazo.

“A mediano y largo plazo las tasas de interés deberán retomar la tendencia a la baja, conforme la inflación se estabilice. El Gobierno central enfrenta una situación financiera deficitaria, sin embargo consideramos que es sostenible y que el sector privado y en general el mercado de capitales podrán financiar el déficit sin presionar significativamente al alza las tasas de interés”, añadió.

La Tasa Básica Pasiva promedia las tasas efectivamente pagadas por los bancos comerciales para plazos entre 150 y 210 días, así como las asignadas en subasta y mercado secundario del Ministerio de Haciendo y BCCR para los mimos periodos. Desde enero, el Banco Central publica semanalmente la composición relativa de esta en su página electrónica.




Ver comentarios