Foto 1
Los dos bancos más importantes de España comenzarían a cobrar a los no clientes alrededor de 2 euros cada vez por usar sus cajeros automáticos. Bloomberg/La República
Enviar
Ver comentarios