Bancos brasileños cobran más para compensar créditos fallidos
Sede del Banco de Brasil, en Brasilia. Bloomberg/La República
Enviar

Los bancos de Brasil están cobrando más para todo, desde las libretas de cheques hasta las tarjetas de crédito, a fin de ayudar a cubrir las pérdidas de los préstamos incobrables, lo que ha llevado la brecha entre las tarifas de los servicios bancarios y la tasa de inflación del país a su más alto punto en cinco años.

Los precios de los servicios bancarios, que vienen subiendo más rápido que la tasa de inflación de referencia desde agosto de 2015, se dispararon 11,5% en los 12 meses transcurridos hasta fin de julio, la más alta tasa en casi cinco años, según la oficina brasileña de estadísticas. La cifra estaba 2,8 puntos porcentuales por encima del índice de precios al consumidor de Brasil, la mayor brecha entre la inflación bancaria y la tasa general desde abril de 2012.

Mientras Brasil enfrenta dificultades a causa de la peor recesión en más de un siglo, muchas compañías y consumidores pagan sus deudas con atraso. Al mismo tiempo, los tomadores de préstamos evitan recurrir a nuevos créditos porque la tasa de interés del país está en un máximo de 10 años. Las provisiones del sector bancario alcanzaron a 6,3% del total de préstamos en junio, el más alto nivel en cinco años, en tanto la tasa de incumplimiento era de 5,6 por ciento, cercana a niveles sin precedente, según el Banco Central.

Las comisiones son una de las pocas palancas que pueden accionar los bancos para compensar la declinación de las ganancias y los ingresos de otros negocios. La rentabilidad de los servicios subirá este año hasta 11%, según estimaciones de Banco do Brasil y Banco Bradesco. La cifra será casi 4 puntos porcentuales más alta que las estimaciones de inflación compiladas por el banco central.


Ver comentarios