Bancos privados son más seguros para invertir
Los bancos estatales son los más sensibles ante estas evaluaciones. Gerson Vargas/La República
Enviar

Los bancos privados del país son más seguros para atraer inversiones internacionales, de acuerdo con Fitch y Moody´s.

Estas dos calificadores han aplicado mano dura al momento de evaluar el desempeño de las entidades públicas, pues las consideran “riesgosas” en términos generales.

Por su parte, Scotiabank y BAC Credomatic cuentan con una mejor reputación, debido a que normalmente tienen respaldo internacional y una mejor capacidad para solventar deudas.

La estructura operativa, estabilidad financiera, solidez patrimonial, capacidad de absorción de deudas y participación en el mercado financiero, son muy considerados al momento de emitir puntuaciones.

Desde inicios de año el panorama no era alentador para el sistema financiero del país, ya que el déficit fiscal (casi 6% del Producto Interno Bruto), la deuda pública y la carencia de una reforma impositiva, han llevado a las firmas evaluadoras a no considerar a Costa Rica como el destino ideal para invertir.

En los últimos días se ha presentado turbulencia en las calificaciones sobre todo al Banco de Costa Rica (BCR), debido a la polémica por el préstamo otorgado al empresario cementero Juan Carlos Bolaños y la destitución de su Junta Directiva.

Tras esta situación, tanto Fitch como Moody´s consideraron que esta entidad pasó de ser estable a moderadamente riesgosa, sobre todo en operaciones de corto plazo.

“Las evaluaciones son instrumentos valiosos que vienen acompañadas de una opinión objetiva y una justificación técnica, de las cuales se extraen aspectos para incorporar en el plan operativo”, informó el BCR a través de su oficina de prensa.

A raíz de ello, los bancos ajustan sus estrategias tomando como base las calificaciones anteriores, para evitar deterioros en su reputación ante clientes e inversionistas, ya que las consecuencias de una evaluación, positivas o negativas, no se verán en poco tiempo.

Si el juicio fuese favorable, permitiría captar más inversionistas, lo cual mejoraría el capital de los bancos y tendrían más recursos para prestar al público; en el caso contrario, las financieras deberán encarecer las tasas de interés para que los empresarios no coloquen su dinero en otro lado.

Es decir, quienes tengan préstamos con bancos calificados negativamente deberán pagar más por ese monto, aunque de forma paulatina.

“La opinión de la calificadora de riesgo se considera clave en la formulación de planes estratégicos corporativos, que incorporan la modernización de la entidad, mejora de procesos y fortalecimiento de la solidez financiera y patrimonial que mantenemos”, comentó Magdalena Rojas, subgerente de operaciones del Banco Popular.

La nota del Gobierno de Costa Rica y de la mayoría de los bancos podría seguir deteriorándose, lo cual repercute en atracción de inversiones, crecimiento económico y generación de empleo.


Ver comentarios