Enviar
Entidad emitiría deuda para recapitalizarse sin aval del Estado por $175 millones

Banco de Costa Rica busca más ayuda

Mario Rivera nombrado gerente del BCR

Wilmer Murillo
[email protected]

Con la intención de hacer frente a los problemas financieros mundiales, el Banco de Costa Rica (BCR) buscará una recapitalización sin aval del Estado por $175 millones.
La decisión fue comunicada ayer, mientras Mario Rivera Turcios, con más de 30 años en el BCR fue designado gerente general.
En un proceso que tardó siete meses y en el que se postularon alrededor de 30 candidatos, Turcios fue designado en forma unánime por la junta directiva de la institución.
Su nombramiento se complementa con el de Leonardo Acuña como subgerente de Finanzas y de Fernando Víquez, subgerente de Banca al Detalle.
Tras anunciar su nombramiento, ayer Luis Alberto Delgado, presidente del Banco, resaltó como los principales proyectos de la institución su recapitalización y el inicio de aumento de créditos, tan pronto reciba los bonos respectivos del Ministerio de Hacienda.
Inmediatamente que esos bonos pasen a formar parte del patrimonio, y se ajusten por lo tanto los términos de suficiencia patrimonial aumentará las disponibilidades crediticias. “El compromiso es atender el crédito en áreas donde se genere un aumento del empleo”, dijo Delgado.
Como una especie de rendición de cuentas añadió que el BCR elaborará una metodología para medir cuando los créditos agregan empleo a la economía o lo retengan, explicó.
Tras señalar que los créditos serán para empresas y personas con capacidad de repago, Rivera consideró que el Banco será cauteloso en cuanto al crédito orientado al consumo, evitando canalizar fondos a proyectos suntuarios, pero sin reducir la capacidad de consumo de la gente, por considerar que el crédito para actividades personales las requiere la economía para generar empleo.
No obstante, vivienda será el rubro que seguirá recibiendo mayor apoyo del BCR, así como las actividades productivas para pequeñas, y medianas empresas.
Este año el crecimiento en términos reales del BCR es de un 18% con respecto al año anterior y en 2009 espera crecer un 20% con respecto a este año, sin incluir la recapitalización.
Lo anterior significa que el próximo año se habrían inyectado ¢400 mil millones a la economía, de los cuales se ha planeado que un 40% sea para vivienda.
Incluidos los recursos de la capitalización, el BCR espera crecer el año entrante un 30%, es decir mucho más, dijo Rivera.
El BCR aumentará significativamente su capacidad de prestar dependiendo de la deuda que pueda emitir a través de bonos o acciones, conocida como deuda subordinada.
Estos títulos no tendrán el aval del Estado, por lo que de entrar en problemas un banco estatal, serían los últimos que se pagarían.
Ver comentarios