Banco chino ICBC reclama liderazgo mundial
Enviar
Banco chino ICBC reclama liderazgo mundial


Pekín -- No hay muchos jefes de bancos globales que ganen menos que Jiang Jianqing, el presidente de Industrial & Commercial Bank of China Ltd. Su salario del año pasado, $260 mil, fue menos del 1% de los $27,8 millones que JPMorgan Chase & Co. le pagó a Jamie Dimon.
Jiang ha hecho mucho dinero para los accionistas de ICBC. El precio accionario del banco chino ha subido cerca de 80% desde su oferta pública inicial de octubre de 2006 --la mayor del mundo-- a 5,53 dólares de Hong Kong el 25 de junio. La capitalización de mercado del banco, $252 mil millones, es casi el doble de la de JPMorgan, lo que convierte a ICBC en la mayor institución financiera cotizada del planeta.

Las reservas de Jiang contienen $130 mil millones en efectivo y títulos valores fácilmente convertibles en dinero, más que suficiente para comprar un banco tan grande como Citigroup Inc. a su valor de mercado del 25 de junio.
Eso no es suficiente para Jiang, que se convirtió en director general del banco en 2000 y en su presidente en 2005. “ICBC quiere ser el más rentable, el más eminente y el más respetado banco del mundo”, dice, sorbiendo té en la suite ejecutiva de la sede de 10 pisos en Pekín, donde macetas con plantas conocidas como “fuguizhu”, o bambú de la fortuna, están estratégicamente ubicadas a las puertas de las oficinas para atraer la buena suerte.
Jiang, que entiende inglés pero en público siempre habla en chino mandarín, ha conducido al ICBC a través de un furor de compras internacionales, pagando $6 mil millones por cuotas en bancos de África, Indonesia y la
región china autónoma de Macao.
También ha formado sociedades estratégicas con tres pesos pesados de las finanzas globales: el banco de inversión neoyorquino Goldman Sachs Group Inc., que posee una participación de 4,9% en ICBC; la aseguradora Allianz SE, con sede en Munich y que tiene 1,9%, y el emisor de tarjetas de crédito American Express Co., de Nueva York y con 0,4%.
“Creo que es uno de los más eficaces y visionarios líderes corporativos de China hoy”, dice J. Michael Evans, presidente de Goldman para Asia establecido en Hong Kong, refiriéndose a Jiang. La participación de Goldman en ICBC vale $12.350 millones, cinco veces lo que la compañía pagó por ella en enero de 2006, nueve meses antes de la OPI. Su valor creció $214 millones tan solo en los tres meses finalizados el 30 de mayo, lo que contribuyó a que Goldman anunciara una ganancia neta de $2.090 millones, superando estimaciones de analistas.
A medida que guía a ICBC en su expansión, Jiang necesitará la ayuda de sus bien conectados socios. Hasta fecha reciente, ICBC casi no ha enfrentado la competencia de los bancos internacionales, que tienen solo 2% del mercado chino, dijo Nicholas Lardy, especialista en bancos chinos en el Peter G. Peterson Institute for International Economics, de Washington.
El Gobierno chino regula las tasas de interés, por lo cual ICBC puede pagar tan solo 0,72% sobre las cuentas de depósitos y prestar a los clientes los mismos fondos a 7,47%. “Los márgenes de las tasas de interés son extraordinarios”, dice Lardy. “Han operado en un ambiente muy protegido”.
Ese entorno está cambiando. El índice referencial chino CSI 300 se ha hundido 44% este año. El crecimiento global se estanca y la economía china, castigada por una inflación de 7,7% en el año finalizado en mayo, encara presiones adicionales de precios por el creciente costo de los materiales necesarios para la reconstrucción después del terremoto del 12 de mayo. Este dejó casi 70 mil muertos y causó daños por valor de 30 mil millones de yuanes ($4.500 millones), según cifras del Gobierno.

Ver comentarios