Enviar
Solo en 2009 se realizaron 50 millones de transacciones por Internet
Banca en línea consolida popularidad
Servicios electrónicos de los bancos proveen de comodidades a los clientes, esta sería una de las razones para que los usen

El uso de los servicios en línea continúa ganando seguidores entre los costarricenses. Este mercado creció un 21% en el último año a pesar de algunos riesgos de fraude que se han visto en el pasado.
El ritmo de crecimiento en el uso de este servicio refleja un dinamismo. En los años 90 solo un 25% de las transacciones bancarias se hacía en línea, mientras que en la actualidad es un 77%.
Esta afirmación surge de un estudio realizado por la Superintendencia General de Entidades Financieras, que indica la tendencia de los servicios en línea entre los bancos del sistema nacional.
Solo el año pasado, se realizaron 50 millones de transacciones por Internet, en gran parte debido a las facilidades para realizar pagos, préstamos y diversas compras.
Por otro lado, las entidades que llevan la delantera, según el número de transacciones, son los bancos Nacional, el de Costa Rica, HSBC y BAC San José. Juntos suman un 93% de las operaciones de banca en línea.
“La evolución de los medios electrónicos ha sido creciente y mantiene la tendencia, ya que los canales electrónicos ofrecen al cliente comodidad y atención las 24 horas los siete días de la semana”, dijo Manrique Chacón, director corporativo de estrategia comercial del Banco Nacional.
El hecho de que los servicios de banca en línea provean múltiples comodidades, sería uno de los justificantes para que las personas tengan la confianza de usar este sistema, sin embargo no se puede descartar que existan riesgos latentes.
“A los costarricenses nos gusta usar las vías más fáciles y rápidas que tiene el mercado, producto de ello se ha generado este aumento, pero es necesario tener conciencia de los riesgos que podemos correr si no lo hacemos adecuadamente”, expresó Adriana Rojas, abogada de la Asociación de Consumidores Libres.
Los usuarios deben acceder con una clave de al menos seis dígitos, combinada entre número o letras, ya que esto dificulta que sea descifrada, recomiendan los expertos. También evitar hacer transacciones desde cafés internet o lugares desconocidos, ya que estos sitios son portillos para que intrusos ingresen a las cuentas y sustraigan el dinero.

Arellys Cedeño
[email protected]
Ver comentarios