Banca aprueba nueva autorregulación
Enviar
Banca aprueba nueva autorregulación

• Medida sobre prácticas bancarias en transacciones electrónicas generaría beneficios para los clientes y los bancos

Rebeca Sequeira
[email protected]

El sector bancario nacional ha recibido con buen criterio un nuevo código de reglas para los pagos electrónicos, creado por la Cámara de Bancos e Instituciones Financieras (CBF), hace semana y media.
Se trata del “Código de autorregulación de buenas prácticas bancarias para la protección de las transacciones efectuadas mediante el uso de instrumentos electrónicos de pago”, el cual fue elaborado con el fin de detener los fraudes electrónicos que pueden sufrir las entidades bancarias y lo confeccionó una comisión en la que participaron abogados de bancos privados y públicos.
La autorregulación contribuye a que se incorporen las medidas de seguridad que utilizan las diferentes entidades bancarias, reuniendo en un mismo código los criterios técnicos relacionados con este tema.
Los redactores y promotores del documento lo describen como un “certificado de calidad ante los clientes”.
“El código invita a tomar conciencia y conlleva a responsabilidades específicas para las dos partes, institución y cliente. Si estas medidas no se cumplen por parte de alguno de los dos interesados, es más factible que se dé un fraude electrónico”, dijo Eduardo Ramírez, director jurídico del Banco de Costa Rica.
La autorregulación es catalogada como innovadora por parte de los integrantes de la CBF, del sector bancario y los encargados de la realización de dicho documento.
Es descrito como un gran logro a nivel autorregulatorio por ser la primera iniciativa que se desarrolla con el fin de buscar la protección de los clientes y de las entidades bancarias.
“Es la primera medida que logra concretarse en la cual se cuenta con ciertas normas que buscan acabar con los fraudes electrónicos y así darles más seguridad a los clientes”, comentó Franco Naranjo, gerente general de Improsa y presidente de la CBF.
La autorregulación no es obligatoria para las entidades, más bien es una medida voluntaria de la cual tienen que ser partícipes tanto las entidades financieras como los clientes.
El código fue presentado por la CBF el 18 de julio, con el propósito de mejorar la seguridad bancaria en medios de pago electrónicos, que permita establecer reglas claras para el sector bancario ante el faltante de una legislación que se pueda aplicar a este tema.
“El punto por el cual se decidió crear esta autorregulación, es que todas las entidades lo acoplen con el fin de resolver los problemas que se han presentado con respecto a este tema. No se podía esperar a que se creara una ley”, dijo Naranjo.
A mediano y largo plazo se espera que se hagan más mejoras y agregados a la autorregulación, no obstante, va a depender de los avances que se den en el campo electrónico tanto por parte de los delincuentes electrónicos como de los expertos que intentan detener los atracos.



Ver comentarios