Logo La República

Jueves, 13 de diciembre de 2018



GLOBAL


Baja inflación en México, bonos con más precios

Bloomberg | Martes 09 junio, 2015

La inflación de México bajó al nivel más bajo en nueve años el mes pasado. Bloomberg/La República


Baja inflación en México, bonos con más precios

 La inflación de México declinó el mes pasado al nivel más bajo en nueve años, pero eso no impide que los tenedores de bonos apuesten a un aumento de los precios.
Los inversores han elevado sus pronósticos sobre el costo de vida en mayor proporción en cuatro años desde que el instituto de estadísticas dijera el 22 de mayo que la inflación se desaceleró a 2,93% en la primera mitad del mes.
Los operadores estiman ahora que el ritmo anual se acelerará a un promedio de 3,19% en el próximo año, sobre la base de una medición del mercado de bonos conocida como tasa de equilibro. ¿Qué es lo que pasa?
En primer lugar, los compradores de bonos observan una declinación que ha llevado el peso mexicano a un bajo nivel récord, lo cual impulsará el costo de las importaciones en el segundo semestre.
Es también cuando los precios de los alimentos en la segunda mayor economía de América Latina han trepado con más rapidez, un promedio de 0,5% desde 2001, según Neil Shearing, economista jefe para mercados emergentes de Capital Economics.
“Los precios de los alimentos tienden a aumentar en agosto, septiembre y diciembre”, dijo por teléfono desde Londres. “También es probable que haya un efecto retrasado del peso más débil, que aún no se ha concretado y será importante”.
Los rendimientos de los bonos gubernamentales mexicanos a un año vinculados a la inflación bajaron 0,57% en ocho días de operaciones luego de que el instituto de estadísticas publicara su índice bimensual de precios al consumidor.
Eso ha derivado en que la brecha de rendimiento con pagarés de tasa fija con similar vencimiento creciera, lo que ha hecho subir el punto de equilibrio respecto del bajo nivel de 2,35% en abril.
Los precios al consumidor han aumentado apenas 0,25% este año. El objetivo del banco central es de incrementos anuales de precios de 3%.
“Ha habido un fuerte movimiento especulativo”, dijo por teléfono desde Ciudad de México Araceli Espinosa, jefa de análisis de renta fija de Actinver. “La inflación en lo que va del año ha sido casi de cero, y eso significa que se concentrará en el segundo semestre. Es matemático.”
El impacto en los precios de una caída del peso de 18% en el último año podría materializarse entre julio y diciembre, según Rafael de la Fuente, economista jefe para América Latina de UBS AG.
“Está la cuestión del traslado, que hasta ahora ha sido muy bajo”, dijo por teléfono desde Stamford, Connecticut. “Hay compañías que dicen que estiman que impulsarán precios más altos en el segundo semestre”.
Los tenedores de bonos también apuestan a que un incremento de los precios de la energía generará una aceleración de la inflación, dijo Salvador Orozco, vicedirector de renta fija de Grupo Financiero Santander México.

Bloomberg