Baja en ventas de autos enciende alarma en economía China
Las ventas de autos nuevos en China cayeron en junio por primera vez en más de dos años. Bloomberg/La República
Enviar

Baja en ventas de autos enciende alarma en economía China

 Cuando la economía china estaba en auge, los automovilistas pasaron a ser un símbolo del nuevo poder adquisitivo del país.
Ahora, las ventas de autos en baja pueden ser más un símbolo de la desaceleración constante de China.


La demanda voraz llevó a China a superar a los Estados Unidos como mercado de autos más grande del mundo en 2009, lo cual hizo que gigantes automotores como Ford Motor Co. y Volkswagen AG sobrecargaran su producción en el país.
En cambio ahora, por primera vez en 17 años, Ford observa una posible caída en las ventas de autos de China. Volkswagen experimentó la primera caída de ventas en un decenio durante el primer semestre del año.
Teniendo en cuenta que la demanda de autos suele ser un indicador oportuno de la confianza de consumidores y empresarios, puede captar las tendencias económicas antes que los datos oficiales.
En la medida que, según Banco Bilbao Vizcaya Argentaria S.A., el sector automotor es superado solo por los bienes raíces en cuanto a impacto más grande en los proveedores, la debilidad del sector corre el riesgo de agravar una regresión en la fabricación.
El índice de gerentes de compra correspondiente a las fábricas de China cayó en julio hasta un mínimo en cinco meses.
“Las ventas de autos en baja constituyen sin duda una señal de advertencia para la economía china”, dijo Paul Gao, responsable del bufete automotor de McKinsey Co. en Asia. “Es un reflejo de la confianza de los consumidores”.
Las ventas de autos nuevos cayeron en junio por primera vez en más de dos años. Ford proyecta que el mercado alcanzará apenas 23 millones de unidades este año, en comparación con los 23,5 millones de vehículos vendidos el año pasado. Hyundai Motor Co. también ha dicho que sus entregas bajaron.
La Asociación de Concesionarios Automotores de China advirtió la semana pasada que las ventas podrían caer por primera vez en más de 17 años, si continúa el derrumbe bursátil en el país.
La regresión de los títulos valores afecta la confianza de los compradores, dijo el viernes Luo Lei, subsecretario general del grupo industrial.
En el llano, concesionarios de autos como Tao Jinlong sienten la regresión y deben esforzarse más que nunca por realizar una venta.
“Los clientes son muy sensibles a los precios”, dijo Tao, gerente de Ventas en un concesionario de Ford en Shanghái.
“Averiguan más los precios y piden rebajas más grandes, lo cual afecta nuestros márgenes. También hemos tenido que dedicarles mucho más tiempo para poder cerrar una venta”.
El deterioro tiene lugar en momentos en que el presidente Xi Jinping y el premier Li Keqiang quieren que los consumidores y los servicios desempeñen un papel mayor impulsando la economía como parte de un abandono de la inversión y las exportaciones.

Bloomberg
 


Ver comentarios