Enviar
Bacardí cumple 150 años

La marca de ron de origen cubano más famosa y vendida del mundo, Bacardí, está a punto de celebrar 150 años de historia, a la que se unen incontables galardones, una expansión empresarial vertiginosa, la experiencia del exilio y el sueño de regresar algún día a la isla.
Cuando Facundo Bacardí Massó, un emigrante español natural de Sitges (Cataluña), fundó el 4 de febrero de 1862 en Santiago de Cuba la compañía Bacardí nacía también una marca que iba a estar íntimamente ligada al devenir histórico de la isla.
Pero el murciélago del emblema del ron Bacardí es hoy mucho más que el distintivo de una etiqueta de carácter universal: sintetiza el legado y orgullo de una familia laboriosa que continúa pilotando, tras ocho generaciones, la marcha de la empresa privada de bebidas alcohólicas más grande del mundo.
“El hecho de que mi apellido esté en cada botella de ron Bacardí es un constante recuerdo del compromiso que tenemos de entregar productos de calidad excepcional para crear los mejores cocteles”, dijo Facundo L. Bacardí, tataranieto del fundador y actual gerente general de la compañía.
Bacardí es consciente de la importancia de preservar un legado y una “filosofía” empresarial que, destacó, hace bandera de su “herencia cubana” y su “apoyo al pueblo cubano en momentos de necesidad desde la fundación de la compañía”.
De hecho, la familia no olvida sus raíces criollas ni el “humilde origen” del que procede y confía, confesó Bacardí, en poder “regresar y reinvertir en nuestra tierra natal” algún día.
Bacardí es la primera multinacional cubana, tras inaugurar una planta embotelladora en Barcelona (España) en 1910.
La fuerte implantación y éxito de esta destilería se truncó en la isla en 1960, cuando Fidel Castro, tras tomar el poder, confiscó los negocios de los Barcardí y la familia tuvo que exiliarse.

Miami / EFE


Ver comentarios