Enviar

Autos inteligentes: la próxima batalla

Estarán siempre conectados, y usarán apps como los celulares. Gigantes tecnológicos y fabricantes de autos hacen sus apuestas


201401080026140.cod.jpg
Los fabricantes de automóviles suelen decir, medio en serio y medio en broma, que ellos están fabricando “el dispositivo móvil más grande” que existe. Y parte de razón tienen. Los autos viajan por todos lados y las personas pasan largas horas dentro de ellos. Sin embargo, los vehículos siguen “desconectados” del mundo digital; no tienen sistema operativo ni aplicaciones; no se conectan a ningún servidor; no pertenecen a ninguna “plataforma” reconocible.

Hasta ahora. Porque los gigantes del mundo tecnológico (Google, Apple, Microsoft, Facebook y otros), así como los principales fabricantes de la industria automotriz (Audi, BMW, Mercedes Benz, Ford, General Motors y más) están uniendo fuerzas para lanzar al mercado, muy pronto, los primeros “autos inteligentes”.

Estos vehículos estarán conectados las 24 horas a Internet (a través de las redes celulares de alta velocidad). Además, usarán los mismos sistemas operativos que los celulares. Y en el mediano plazo, también serán capaces de estacionar y realizar otras maniobras en forma automática, sin la intervención de ninguna persona.

Muchos de estos desarrollos se están presentando en la Consumer Electronic Show (CES), la principal feria mundial del mercado tecnológico, que se está realizando esta semana en Las Vegas, Estados Unidos. Si bien desde hace años la exposición cuenta con un área específica para la industria automotriz, este año el sector está concitando la atención de buena parte del público.

Además del sistema operativo de los celulares, los autos inteligentes también ofrecerán sus propias aplicaciones. Se pueden imaginar apps tales como: buscador de estacionamientos, de estaciones de servicio (con el precio de la nafta incluido), redes sociales, cupones de descuentos (de acuerdo con el lugar que uno transite), y más. Los programadores independientes podrán desarrollar su propio software y ponerlo a disposición de conductores y pasajeros de los vehículos.

Google acaba de cerrar un acuerdo con la automotriz Audi para incluir Android en los nuevos vehículos de la compañía alemana. El plan es bien ambicioso, porque no solo contempla incorporar el sistema en el tablero de control, sino que también avanzaría hacia áreas relevantes del funcionamiento del vehículo.

La iniciativa de Google tiene mucho de estrategia defensiva. En junio del año pasado, Apple había anunciado el proyecto “iOS in the Car”, que lleva el sistema operativo del iPhone y iPad a los autos. Automotrices de la talla de BMW, Mercedes Benz, General Motors y Honda ya se comprometieron a incorporarlo. Apple asegura que durante 2014 empezarán a venderse los primeros autos con iOS.

Ford, por su parte, el año pasado estuvo trabajando junto a Microsoft. Y en la CES está presentando un auto híbrido, que se alimenta de energía solar.

Los gigantes tecnológicos libran una dura batalla en todas las pantallas: de la computadora, de la tablet, de los celulares y los televisores. Ahora les llegó el turno a los autos: el dispositivo móvil más grande que existe.

Por Ricardo Braginski
[email protected]
Desde Buenos Aires, Argentina


Ver comentarios