Logo La República

Viernes, 16 de noviembre de 2018



BLOOMBERG


Autoridades de la competencia presionan a Silicon Valley

| Viernes 07 agosto, 2009



Autoridades de la competencia presionan a Silicon Valley

Seattle -- La renuncia de Eric Schmidt, máximo responsable de Google Inc., al directorio de Apple Inc. muestra que los reguladores de la competencia podrían estar ganando poder en Silicon Valley, lo que amenaza la forma en que las compañías contratan personal y manejan sus juntas.
Schmidt se retiró de la junta de Apple el martes mientras la Comisión Federal de Comercio de Estados Unidos investigaba si Google y Apple estaban violando las leyes antimonopolio al compartir miembros en sus directorios. El Departamento de Justicia también está investigando a las compañías de Silicon Valley para determinar si ha habido colusión al contratar personal, dijeron en junio dos personas familiarizadas con la investigación.
La decisión de Schmidt puede ser un signo de presiones más amplias, dijo Samuel Miller, abogado especializado en competencia de Sidney Austin LLp en San Francisco. El software telefónico Android de Google y su sistema operativo Chrome se están convirtiendo en competidores directos de los productos de Apple, lo que aumenta el escrutinio de las compañías.
“Esta es tan solo una pieza de un rompecabezas más grande, pero refleja claramente un mayor foco en las compañías tecnológicas por parte de las autoridades de la competencia”, dijo Miller, quien representó al Departamento de Justicia en un caso de monopolio contra Microsoft Corp. en 1994. “Refleja que tanto en Washington como en Silicon Valley se reconoce que las leyes antimonopolio deben cumplirse”.
Al anunciar la renuncia, el jefe ejecutivo de Apple, Steve Jobs, citó los conflictos de intereses que podrían surgir por la presencia de Schmidt en la junta. La decisión fue mutua, agregó Jobs. Steve Dowling, portavoz de la compañía, no tenía otro comentario más allá del comunicado.
“Acordamos que tiene sentido que yo me retire ahora”, dijo Schmidt el martes en el comunicado. Matt Furman, portavoz de Google, rehusó hacer comentarios sobre la investigación de la FTC, como se conoce a la comisión por su sigla en inglés.
La decisión de dejar Apple que tomó Schmidt es una marcha atrás de hace tres meses cuando dijo que la idea de renunciar ni siquiera se le había pasado por la mente.
El martes, la Comisión Federal de Comercio dijo que continuará con la investigación. Aunque la medida de Schmidt puede calmar las inquietudes, otro miembro de la junta --el presidente de Genentech Inc., Art Levinson-- está en los directorios tanto de Google como de Apple.
La junta de Google también incluye a Paul Otellini, máximo responsable de Intel Corp., el mayor fabricante de chips del mundo. La junta de Apple incluye a Bill Campbell, presidente de Intuit Inc., que es además asesor de Google.
Silicon Valley es “una zona pequeña, geográficamente, con una alta densidad de compañías en ese negocio en particular”, dijo Charles Elson, director del John L. Weinberg Center for Corporate Governance de la Universidad de Delaware en Newark. “El mejor consejo es mantenerse alejado de las juntas que pueden competir con la compañía en que usted se desempeña. La cuestión es que no se puede tener dos amos”.