Automotrices tendrían el apoyo de Trump para relajar estándares
La industria ha estado pidiendo que se restablezca la revisión después de las metas que dictó la Agencia de Protección Ambiental. Bloomberg/La República
Enviar

El presidente de Estados Unidos estaría por anunciar que su gobierno comenzará una revaluación de los estándares de rendimiento de combustible de la era Obama durante una reunión, cerca de Detroit, con los fabricantes que aspiran a que los requerimientos se flexibilicen, según dos personas al tanto de los planes.

Trump realizará un mitin en Michigan donde se espera que restablezca la revisión y el análisis de si las reglas de economía de combustible son factibles o si las automotrices necesitan un respiro, dijeron las personas al tanto. Se espera que ejecutivos de la industria, incluyendo a Mary Barra, presidenta ejecutiva de General Motors, estén presentes.

La industria ha estado pidiendo a la administración Trump restablecer la revisión después de que la Agencia de Protección Ambiental, bajo el gobierno de Barack Obama, decidió en enero que las metas de economía de combustible para 2025 eran alcanzables.

Los fabricantes sostienen desde hace meses que los estándares imponen altos costos y no reflejan las preferencias de conducción de los automovilistas.

Cámaras industriales que representan a GM, Toyota, Honda y Volkswagen pidieron formalmente a Scott Pruitt, administrador de la Agencia, que revoque la decisión del gobierno de Obama de dejar los estándares para 2025 intactos. El 10 de febrero, 18 automotrices presentaron peticiones por separado al presidente Trump para que restablezca la evaluación de mitad del periodo.

"Estamos comprometidos con aumentar en forma continua la eficiencia en el consumo de combustible y la reducción de carbono", dijeron los ejecutivos en su carta a Trump. "Al mismo tiempo, pasar por alto las preferencias de los consumidores y las realidades del mercado elevará los costos para los compradores y pondrá en peligro los niveles de producción futuros".

Los estándares de la EPA para los automóviles, cuyo objetivo es llevar la economía de combustible promedio para un vehículo de 36 millas por galón hoy en día a más de 50 millas por galón, seguirían vigentes. Pero la iniciativa para reabrir la evaluación da a las automotrices una nueva oportunidad de insistir en que se realicen cambios ante una administración poco partidaria de las regulaciones costosas.

Ver comentarios