Auriculares, momento de gloria
Enviar

Auriculares, momento de gloria

El auge de smartphones, tabletas y la música online disparó su venta. Cómo elegir el más adecuado

Y tenía que pasar nomás. Ante la explosión en la venta y el consumo de equipos portátiles como celulares inteligentes, tabletas y reproductores de mp3, los auriculares no podían pasar inadvertidos. Hoy en día, quien va por la vida con alguno de estos equipos debe calzarse un par de auriculares para disfrutar de sus canciones favoritas, de la radio, los videos o el contenido que le guste consumir.
Además, un nuevo fenómeno tecnológico y cultural viene asomando: los servicios de música y video en tiempo real (streaming) —al estilo Netflix o Spotify viven su momento de gloria. Ahora permiten mirar videos y escuchar canciones en alta definición, y cada vez más gente se suscribe.
Por tal motivo, los auriculares que normalmente vienen con los equipos de fábrica, que son básicos y no ofrecen mayores prestaciones, están siendo cuestionados por los amantes de la música y del buen sonido. Sienten que tienen un diamante a su disposición, pero no pueden disfrutar de su mejor brillo.
Ni lentos ni perezosos, los fabricantes de auriculares tomaron nota del asunto y se lanzaron a fabricar y vender nuevos tipos de auriculares, para cubrir esta demanda creciente. Así fue surgiendo un nuevo segmento del mercado, al que llaman “auriculares top”, que busca satisfacer tanto a los amantes del buen sonido como a los adoradores del diseño.
Y mal no les ha ido. Según la Asociación de Equipos de Consumo Electrónico de Estados Unidos, durante 2012, solo en ese país se vendieron 79 millones de auriculares. Una cifra que, dicen, se incrementará este año en un 10%. Además, especialistas del mercado afirman que los auriculares con precios superiores a los $100 está creciendo mucho más aún: un 64%, según analistas de NPD Group, una consultora multinacional especializada en hábitos de consumo.
Ahora, cuando uno decide la compra de auriculares se encuentra con una diversidad enorme. Y una serie de siglas poco entendibles (espectro de frecuencia, impedancia, sensibilidad, entre otras) que no hacen más que sumar confusión.
En lo primero que conviene prestar atención es en la comodidad del producto. A menos que uno sea un melómano o un detallista del diseño, lo que valorará es que el auricular quede firme en su puesto y no provoque molestias. Estos productos deben sentirse ajustados pero no demasiado. Un segundo aspecto que se ha de considerar son los materiales: hay de diversas calidades y eso se puede percibir con solo tocarlos.
Pero también habrá que considerar para qué lo va a usar. No es lo mismo si uno lo quiere para salir a correr, escuchar canciones en el autobús, o usar en un programa de mensajería.

Ricardo Braginski
[email protected]
Desde Buenos Aires, Argentina


Ver comentarios