Aumentar la cuota en 1% no salvará el IVM
“El problema del IVM no se limita al envejecimiento poblacional, sino a la mala administración y al deficiente gobierno corporativo de la Caja”, destacó Édgar Robles, exsuperintendente de pensiones. Foto: Esteban Monge/La República.
Enviar

El hecho de que los trabajadores paguen un 1% más de contribución no salvará el régimen de Invalidez, Vejez y Muerte (IVM), que es la principal fuente de ingresos en la jubilación de casi 1,5 millones de trabajadores.

“Para solucionarlo, se requiere revisar las cargas sociales que representan el 38% del salario de cada trabajador, sean públicos o privados y que pasen a ser impuestos generales. Actuar en esta dirección disminuiría el costo de la formalidad y aumentaría la cobertura del IVM”, aseguró Édgar Robles, exsuperintendente de pensiones.

Cualquier medida que se tome para solucionar este régimen caería directamente sobre los trabajadores y por eso, se sigue sin encontrar un acuerdo sectorial.

“Se ha hablado de tres medidas muy dolorosas: modificar la fecha de retiro de 60 a 68 años; aumentar la contribución del empleado y fortalecer el segundo pilar de la pensión (obligatorias), pero lo más importante es que la decisión que se tome no sea aislada”, dijo Eduardo Lizano, economista de la Academia de Centroamérica.

El régimen viene experimentando problemas desde hace mucho tiempo y así lo demostró el Estudio Actuarial del Seguro de Invalidez, Vejez y Muerte (IVM) administrado por la Caja de Seguro Social y presentando por la Escuela de Matemática de la Universidad de Costa Rica (UCR) en diciembre de 2016.

Dicho análisis destacó que los excedentes del régimen han venido decreciendo desde 2008 y esto provocará que los ingresos de operación no alcancen en 2024 para hacer frente a los gastos.

“Los problemas del régimen no se limitan al envejecimiento poblacional, sino a la mala administración del IVM y al deficiente gobierno corporativo de la Caja”, destacó Robles.

Se creó una comisión para solucionar este problema, con la participación de empresarios, trabajadores, patronos y el Gobierno.

El 10 de junio anterior la Unión de Cámaras se retiró solicitándole al mandatario Luis Guillermo Solís, que aclare si su administración respetaba la autonomía de la Caja y si están de acuerdo o no con que la Junta Directiva haya aprobado “como medida paliativa e impostergable” elevar el 1% el aporte del trabajador al régimen del IVM.

Dicha decisión puede ser derogada por ellos en cualquier momento, de lo contrario, los trabajadores deberán, a partir de la primera quincena de julio, aportar un 0,5% más en la cuota del régimen del IVM y para enero de 2018, se le sumará un porcentaje igual, para completar el incremento del 1% mensual.

El aporte obrero en Costa Rica es de un 2,8%, monto más alto que México: 1,1% pero más bajo que Chile: 10%, si se compara con estos países latinoamericanos que son parte de la OCDE. 

Otras visiones

Economistas y representantes del sector privado consideran que se deben buscar políticas públicas que permitan salvar al sistema de pensiones del IVM.


José Manuel Quirce
Presidente
Cámara de Comercio Exterior de Costa Rica

El Gobierno debe poner orden en materia de pensiones y en la mesa de diálogo que se conformó. Se deben presentar y analizar propuestas para fortalecer el régimen en el mediano y largo plazo y sobre las cuales, la Junta Directiva de la Caja tomará la decisión final, respetando su autonomía.

Diego Zárate
Economista
Universidad Nacional

La medida de aumentar un 1% la contribución del sector laboral busca atenuar este comportamiento, pero son necesarias otras medidas de carácter interinstitucional, como una reducción en la informalidad laboral, una mayor participación económica de las mujeres y los efectos en el envejecimiento poblacional.


Franco Arturo Pacheco
Presidente
Unión de Cámaras

Consideramos necesario analizar la situación del IVM, basados en los estudios actuariales de UCR y tener acceso a todos los recursos técnicos necesarios, con el único objetivo de formarse un mejor criterio; pero ahora, el gobierno pretende crear mesas paralelas a la Junta Directiva que vienen a cuestionar y solicitar revocatoria de los acuerdos tomados, lo que acrecienta la ingobernabilidad del país



Ver comentarios