Audi inicia la producción de un SUV eléctrico en 2018
El SUV eléctrico de Audi desafiará al Model X de Tesla Motors, que salió a la venta en EE.UU. el año pasado. Tendrá un alcance de más de 500 kilómetros con una batería completamente cargada, lo que sería un poco más que el SUV de Tesla. Bloomberg/La República
Enviar

 Audi iniciará la construcción de su primer vehículo utilitario deportivo completamente eléctrico en 2018 en Bruselas como parte del esfuerzo de la división de lujo de Volkswagen por superar el escándalo de las emisiones de diésel al adoptar tecnologías más limpias.
La planta belga fabricará tanto el coche como su batería, posicionándola para suministrar también sistemas de alimentación a otros vehículos de Volkswagen, dijo la compañía el miércoles.
La medida significa una reorganización entre los otros centros de producción de Audi, con el coche de ciudad A1 desplazándose desde Bruselas hasta Martorell, España, donde la marca Seat de Volkswagen fabrica vehículos, y el SUV Q3 que actualmente se construye en España trasladándose a Gyor, Hungría.
El SUV eléctrico desafiará al Model X de Tesla Motors, que salió a la venta en EE.UU. el año pasado.
Tendrá un alcance de más de 500 kilómetros con una batería completamente cargada, lo que sería un poco más que el SUV de Tesla.
Es el primero de una serie de esfuerzos completamente eléctricos de Audi después de que el máximo responsable ejecutivo, Rupert Stadler, prometió el año pasado que los modelos más completamente alimentados por baterías serán la "respuesta a la cuestión de diésel" de la marca.
El escándalo Volkswagen podría proporcionar el impulso necesario para acelerar una mayor tendencia en la industria hacia los coches eléctricos, dijo el miércoles Joerg Hofmann, jefe del sindicato IG Metall, en una conferencia de prensa en Fráncfort. También se necesitará ayuda de Estado, dijo.
"El Gobierno alemán finalmente debe mostrar sus naturaleza" si quiere que el país sea un líder de mercado en coches equipados con baterías, dijo Hofmann.
"Esto requiere exenciones fiscales e inversiones directas en infraestructura e incentivos".
Mientras que Volkswagen ha tenido dificultades para llegar a un acuerdo con los reguladores de Estados Unidos respecto de una solución para los motores diésel manipulados, Audi ha demostrado ser más resistente que la marca VW dirigida al mercado masivo.
Las ventas de la marca VW cayeron un 4,8% en 2015, el primer descenso de la marca en 11 años, mientras que las entregas de Audi subieron un 3,6%.


 


 

Ver comentarios