Atractivo de café instantáneo comienza a seducir a Colombia
La demanda de los mercados emergentes hizo que el consumo de café robusta creciera un 3% anual. Bloomberg/La República
Enviar

La creciente demanda proveniente de los mercados emergentes ha llevado a Colombia, el tercer productor de café más grande del mundo, a estudiar los granos de robusta en tanto se estanca la producción de su variedad tradicional arábica.

Representantes de la industria cafetera nacional han viajado a las regiones brasileñas productoras de robusta en Espirito Santo y Bahía para entender mejor cómo se cultivan los granos de sabor amargo, utilizados en el café instantáneo, dijo Roberto Vélez, máximo responsable de la Federación Colombiana de Cafeteros. La producción en Colombia alcanzó una meseta y será necesario sembrar nuevas variedades para reforzar la producción de arábica, agregó.

La demanda de los mercados emergentes hizo que el consumo de café robusta creciera un 3% anual en las cinco temporadas previas a 2015-16, una tasa más alta que el 1% correspondiente a arábica, según Rabobank International, cuyas estimaciones señalan que la tendencia se revertirá este año.

Los fabricantes de café también han aumentado la cantidad de robusta en sus mezclas en los últimos 20 años y los consumidores se han acostumbrado al gusto, comentó Vélez.

"Robusta es cada vez más popular", dijo el responsable de la Federación Colombiana de Cafeteros en una entrevista en Londres, donde asistía a las reuniones de la Organización Internacional del Café. "¿Vamos a cambiar arábica por robusta? No, porque no se cultivan en las mismas zonas".

El mercado cafetero enfrenta un tercer año de escasez, impulsada principalmente por la falta de granos de robusta a raíz de la sequía que redujo la cosecha en Brasil, el segundo mayor productor de la variedad.

Por su parte Colombia cultiva sus granos de arábica principalmente en mayores altitudes. La producción, que viene recuperándose después de que la enfermedad de la roya afectó al cultivo en 2008-09, ahora se ha estancado, en tanto se espera que la producción alcance este año 14,2 millones a 14,5 millones de sacos, dijo Vélez. Los árboles de robusta se introducirían en las tierras bajas si los productores colombianos optaran por la variedad, dijo.

Ver comentarios