Atleta tica encontró en su mamá la mejor entrenadora para estar en un Mundial
Atleta tica encontró en su mamá la mejor mentora para estar en un Mundial. Cortesía Fecoa/La República
Enviar

La atleta costarricense Andrea Carolina Vargas se convirtió el pasado viernes en la primera corredora nacional en participar en el Mundial Bajo Techo de la Asociación Internacional de Federaciones de Atletismo (IAAF), tras correr en los 60 metros con vallas.

Desde su infancia, Andrea Vargas ha sido apasionada por el atletismo. Su madre la llevaba al polideportivo de Puriscal a correr y posteriormente la inscribió en un equipo local y ganó su primera medalla a los nueve años.

“Mi mamá ahora es mi entrenadora, ella es la que me hace toda la preparación y la planificación en la prueba de las vallas. Ha sido un proceso muy duro por el tiempo, por las condiciones, por el sacrificio, pero con dedicación, esfuerzo y determinación sí se puede”, argumentó.

Vargas también es abogada y sueña con demostrarle al mundo que un atleta también puede dedicarse a una buena profesión.

“Saqué la carrera de derecho. Quisiera poder llegar a ser una muy buena abogada y dar el ejemplo a todas las personas de que no solo se puede ser una atleta de alto rendimiento; sino que podemos sacar una carrera, ser madres y ser lo que queramos si nos lo proponemos”, finalizó.

La tica obtuvo su pase al Mundial luego de que la Federación Costarricense de Atletismo (Fecoa) solicitara la participación de la atleta mediante un permiso; ya que ella no logró la marca necesaria para clasificar.

Vargas terminó quinta en la competencia con un tiempo de 8.34 segundos.

“La experiencia es muy bonita, algo muy diferente es correr bajo techo a correr al aire libre puesto que estás dentro de un estadio y hay mucha gente. Me sentí muy bien, muy fuerte, lastimosamente mi salida no fue la mejor”, declaró la atleta nacional.

La velocista no quedó satisfecha con su participación y desde ya se encuentra trabajando en mejorar sus errores para convertirse en una mejor atleta; eso sí, siguiendo la misma línea de trabajo que la llevó a un mundial.

“La preparación ha sido muy dura. He tenido que realizar más entrenamientos de gimnasio para mejorar la fuerza y corregir varios errores en salida. Ya sobre las vallas, tengo que mejorar el ataque para que me ayude a bajar más el tiempo pero eso se va a bajar con los entrenamientos”, aseguró.

Tras su participación en el mundial bajo techo, ahora la atleta solo tiene una cosa en mente; los Juegos Centroamericanos y del Caribe, de los que tiene grandes expectativas.

“Este año lo más importante son los Juegos Centroamericanos y del Caribe a nivel mayor. Mi idea es tener una buena posición, bajar mi tiempo y hasta ganar la medalla de oro, pero hay que trabajar”, expresó.

La oriunda de Puriscal también mira de reojo los Juegos Olímpicos de Tokio 2020 en los que ve grandes posibilidades de clasificar y donde cree poder dar una buena participación.

“En mi mente el objetivo principal es llegar a Tokio. Creo que sí es muy posible que pueda ir. Sigo dedicándole esfuerzo y por supuesto cuidándome de las lesiones además de mejorar detalles. Me siento preparada”, dijo.

Vargas considera que en la vida de una atleta que aspira a las Olimpiadas, es sumamente importante poder tener roce internacional, algo que ha superado durante el último año y que le da la posibilidad de aumentar puestos en el ranking mundial.

“No tenía mucha experiencia fuera del país, este año he salido mucho más y ha sido algo bueno porque puedo dominar el miedo a la hora de las competencias. Siento que tengo habilidad, determinación y la capacidad de poder adquirir una buena posición mundial”, explicó.

 


Ver comentarios