Enviar

Son importantes las estrategias que se ponen en marcha para desarticular grupos dedicados al contrabando, algo que opera desde hace mucho en el país sin que hubiera voluntad política para descubrir sus formas de operación y acabar con esos delitos


Ataque al contrabando da resultados

Acciones destinadas a frenar el contrabando empiezan a dar ciertos resultados.
Finalmente, pareciera vislumbrarse alguna voluntad política para ir tomando medidas que conduzcan a una disminución real del contrabando cotidiano que se produce a través de nuestras porosas fronteras.
Combatir con eficacia las diferentes causas que le generan a Costa Rica el déficit fiscal que tiene hoy, debe ser una de las prioridades del gobierno y debió serlo para los anteriores también.
Sin embargo, se prefirió dejar la negativa herencia en ese sentido, y provocar la necesidad de aumentar impuestos a los costarricenses ya agobiados por el alto costo de la vida.
Ahora comienzan a tomarse medidas para corregir el problema. El licor, los textiles y los celulares, aparentemente son solo algunas de las mercaderías más incautadas durante el año anterior, pero en las listas se ven desde suministros hasta champús y consolas de videojuegos.
Las acciones aparentemente van dirigidas hacia el control del contrabando de mayor magnitud y esto permitió que el número de artículos incautados fuera superior.
Por otro lado, son muy importantes las estrategias que se ponen en marcha para desarticular grupos dedicados al contrabando. Algo que sabemos ocurre desde hace mucho tiempo en el país sin que hubiera existido voluntad política alguna para descubrir sus formas de operación y acabar con esos delitos.
Damos una bienvenida a las medidas ahora iniciadas y hacemos votos porque el próximo gobierno continúe con esta labor que requiere conocimiento, experiencia y firmeza para dar los resultados que los costarricenses esperan.
La capacidad para trabajar en esto con eficiencia existe en el país, pero, repetimos, lo que hacía falta era la voluntad política para poner el empeño en esto.
Las acciones actuales, basadas en análisis de inteligencia, dejaron atrás una efectividad de apenas un 20% para pasar a un 80% de capacidad de control, como lo informa una nota de este medio hoy.
Esto demuestra que si se quiere se puede.
Recaudar mejor y gastar menos es el único camino que puede ir alejándonos de la angustiante situación que han vivido países como Grecia, y que Costa Rica puede evitar sin tener que mermar en nada la cantidad y calidad de los principales servicios públicos como seguridad, salud, educación e infraestructura que son indispensables para continuar con éxito nuestro desarrollo.
 

Ver comentarios