Logo La República

Jueves, 29 de octubre de 2020



NOTA DE TANO


Atalanta-Valencia: bomba biológica

Gaetano Pandolfo [email protected] | Viernes 27 marzo, 2020

Bérgamo pasó del cielo al infierno

Ocurrió el 19 de febrero.

Más de 40 mil fanáticos del Atalanta se trasladaron por tierra desde Bérgamo hasta el estadio San Siro de Milán, a unos 55 kilómetros de su ciudad. Faltaban todavía dos semanas para que la Organización Mundial de la Salud declarara a la cepa del Covid-19 del coronavirus como pandemia.

Ese partido entre el Atalanta y Valencia, correspondiente a los octavos de final de la Champions League, fue señalado como una “bomba biológica” por el alcalde italiano Giorgio Gori, a cargo de una de las zonas con más infectados en el mundo.

Lea más: Coronavirus Covid-19 Costa Rica: 106.553 casos confirmados al 28 de octubre

Ese primer encuentro entre italianos y españoles es marcado por especialistas médicos como uno de los que apresuró la dispersión del virus en España e Italia, los dos países con más casos en Europa.

“En Italia el paciente uno apareció el 23 de febrero. Si es verdad que el virus ya circulaba, es muy probable que los 40 mil bergamascos que fueron a la cancha de San Siro hayan intercambiado el virus. Nadie sabía que el virus estaba entre nosotros. Muchos se juntaron para ver el partido en grupos y esa noche hubo un fuerte acelerador de contactos. Algunos que ya tenían el virus se lo pasaron a otros”, explicó Gori.

Lea más: Italia con señal alentadora en impacto del Coronavirus

“40.000 ciudadanos de Bérgamo acudieron a San Siro en Milán para ver el Atalanta-Valencia. En autobús, en coche, en tren. Fue una bomba biológica, desafortunadamente. La chispa fue en el hospital de Alzano Lombardo, donde llegó un paciente con una pulmonía que no fue reconocida: infectó a otros pacientes, médicos y enfermeros. Ahí nació el foco del brote. Ese fue el principal problema”, aseguró Gori.

El partido fue hace un mes; los tiempos coinciden. Es el ambiente ideal para el virus. Miles de personas, a menos de dos centímetros de distancia, entre gritos, abrazos y euforia colectiva.

Aquel encuentro culminó 4-1 a favor de los italianos y el choque de vuelta, que se desarrolló tres semanas más tarde en España, se jugó a puertas cerradas porque la evolución del virus ya era acentuada en buena parte de Europa. Al día siguiente del 4-3 del Atalanta sobre Valencia en el enfrentamiento definitorio, la OMS decretó al coronavirus como una pandemia de manera oficial.

Estas evaluaciones, en tal caso, refuerzan la teoría de que el encuentro Atalanta-Valencia fue un foco de contagio muy pronunciado.

(Tomado de Everardo Herrera.com)


[email protected]


NOTAS ANTERIORES








© 2020 Republica Media Group todos los derechos reservados.