Enviar
ASI LOS VIMOS
GAPARI

SAPRISSA

Bolívar: ni calentó para el aguacero; sin embargo, Palacios lo asustó y le movió el poste.
Mora: el mejor atacante del Saprissa en el primer tiempo; entró por su zona y metió buenos servicios.
Mena: marcar a Marco, de su mismo apellido no es fácil, ya lo sufrieron los de la Liga el domingo anterior.
Badilla: pocos lujos y mucha sangre, su característica; el binomio Santana-Mena lo puso a correr.
Mooke: sin la verticalidad de Mora, se apagó mucho en la segunda parte.
Sequeira: buen partido; estuvo metido en el área enemiga y casi cosecha; Rox le sacó un gol, como dicen, de la mano.
Guzmán: el francotirador solo apretó una vez el gatillo y la bala se elevó; supervisó a su ex, Castillo.
Russell: abrió juego por los dos costados y probó fortuna con un remate; el Pupy estuvo atento a su juego.
Scott: jugó con inteligencia y fue un buen proveedor de acciones de gol, no aprovechadas por sus compañeros.
Martínez: un mal cálculo luego de superar la salida de Méndez le impidió anotar; también lo tuvo al inicio.
Arrieta: estuvo muy cerca del gol, lo olfateó, lo construyó, pero no lo hizo. Méndez le sacó un riflazo.
Cordero: no le dio el panorama al equipo que Guimaraes buscaba.
Solís: cuando entró, Belén ya estaba bien parapetado.
Elizondo: su acción individual que rompiera el 0-0 no se presentó.

BELEN

Méndez: fue figura; desvió metralla, achicó, aunque casi comete un penal “estúpido”.
Guzmán: participó en varias acciones ofensivas; tácticamente cumplió.
Arrieta: es un pura sangre, igual a Badilla, le rompieron la cara y ahí siguió.
González: una acción dramática en los pies de Douglas, evitó el gol; es un defensa fuertísimo.
Rojas: se fajó con Jairo y perdió varias batallas, pero el gol no entró.
Barquero: no pudo exhibir su clase técnica; bastante tenía con bloquear a Mora.
López: le dio equilibrio a su equipo; atento a Russell y a Douglas.
Palacios: casi, casi anota, la pegó en el poste; sustituyó a Acosta como titular y cumplió.
Castillo: con Mauricio en una cancha, siempre habrá contraataques peligrosos.
Santana: su mejor partido en muchas fechas.
Mena: un ariete picante, vertical y peligroso; provocó desasosiego.
Elizondo: no continuó el trabajo pícaro de Santana.
Acosta: procuró que “el Mariachi” no cantara.
Ver comentarios