Enviar
ASI LOS VIMOS
GAPARI

Holanda
Stekelenburg: voló como un ángel para desviar remate billarístico de Kaká y pasó muchos sustos.
Van der Wiel: atrincherado en su parcela, el más técnico de la defensa, sin problemas con Bastos.
Heitinga: un grueso error de marca con la complicidad de Ooijer, propició el gol de Robinho; luego se recompuso.
Ooijer: veterano que jugó de emergente, cambió la falta de calidad por patadas.
Van Bronckhorst: el capitán fue el único zaguero tulipán que aportó en ofensiva y también utilizó la lima.
Van Bommel: el árbitro le perdonó varias acciones bruscas, lo que le dio alas para cortar el juego a placer.
De Jong: una cortadora de zacate sin límites, que fue a los tobillos de Robinho sin miramientos.
Sneijder: ofició de verdugo con participación indirecta y directa en los dos goles; en ofensiva, siempre le cazaron su típica jugada de cambio de pie.
Kuyt: peinó la bola para que Sneijder anotara el triunfo; fue un cuarto volante muy sacrificado tácticamente. Perdió varias ofensivas.
Robben: punto alto; sobrecargó de faltas a la retaguardia rival; al final pudo hacer fiesta pero se durmió en sus laureles.
Van Persie: no supo terminar los ataques; fue inoperante en ofensiva.
Huntelaar: participó de la fiesta final.

Brasil

Julio César: el mejor portero del mundo quedó debiendo; error garrafal y hundió al equipo.
Maicon: estuvo a centímetros de hacer uno de sus goles típicos; Kuyt le bloqueó la salida.
Lucio: lo dio todo en procura del empate; al final subió con alma y dejó miles de huecos.
Juan: los dos goles fueron en zona roja; en la nariz del portero, que es parcela suya.
Bastos: jugó al filo de la navaja; amonestado, limitado y finalmente lo sustituyeron.
Felipe Melo: pase de maestro a Robinho para el 1-0, luego la desgracia del autogol, se desconcentró, pateó y lo expulsaron.
Gilberto: de verdad que no pudo con el binomio Robben-Sneijder.
Kaká: nunca asumió el rol de líder conductor del vehículo; un par de remates lujosos y pare de contar.
Alvez: hombre de pocas pulgas, el rival lo provocó y cayó en las trampas. Hizo sus acostumbrados remates lejanos.
Robinho: el gigante de la primera media hora, a punta de tijera lo mermaron y se puso a pelear.
Fabiano: desesperadamente mal.
G. Melo: un carrilero corpulento y lento. ¿Qué hacía ahí?
Nilmar: pícaro y veloz, provocó varios tiros de esquina.

Nota: apreciaciones gracias a las transmisiones de los canales 7 y 6
Ver comentarios