Logo La República

Sábado, 22 de enero de 2022



BLOOMBERG


Asedian mercados emergentes

Bloomberg | Jueves 13 febrero, 2014



Asedian mercados emergentes

El peso argentino se devaluó este año un 16%. ARCHIVO/LA REPUBLICA

Las reservas en moneda extranjera están comenzando a ser el último campo de batalla entre los operadores y los países en desarrollo que tratan de contener la peor devaluación de sus monedas desde 2008.
Los precios de las opciones muestran que los países que cuenten con la menor cantidad de reservas para frenar a los especuladores seguirán viendo sus tipos de cambio bajo presión.
De las 31 monedas importantes monitoreadas por Bloomberg, las cuatro respecto de las cuales los operadores son más alcistas son el peso de Argentina, la lira de Turquía, la rupia de Indonesia, el rand de Sudáfrica, en tanto el mercado de futuros señala que el hryvnia de Ucrania caerá 20% en un año.
“Empezar a gastar demasiado rápido reservas en moneda extranjera es un signo ominoso –y naturalmente, en el mercado internacional de divisas huelen la sangre”, dijo por teléfono el 5 de febrero Robbert Van Batenburg, director de estrategia de mercado en el corredor Newedge Group SA de Nueva York. “Se genera este efecto dominó”.
Desde Argentina hasta Turquía, los mercados emergentes se ven asediados en tanto la Reserva Federal estadounidense reduce sus medidas de estímulo récord e informes que muestran una desaceleración en la industria china acentúan las preocupaciones referidas a la fortaleza de sus economías. Un índice Bloomberg que monitorea 20 tipos de cambio cayó 2,1% este año, que se sumó a la caída de 7% en 2013.
Turquía gastó 27% de sus reservas en moneda extranjera en su intento fallido de defender su moneda desde junio, lo cual dejó al país con $34 mil millones al 10 de febrero, sin incluir los depósitos de bancos comerciales. Es apenas suficiente para cubrir 0,29% de la deuda a corto plazo, el nivel más bajo entre 14 países en desarrollo monitoreados por Goldman Sachs Group Inc.
Los $46 mil millones de Sudáfrica equivalen a un 13% del producto interno bruto, menos del 18% que necesita para financiar su déficit comercial y su deuda, según el banco estadounidense.
La lira cayó hasta un récord de 2,39 por dólar y el rand se desplomó hasta más de un mínimo en cinco años de 11,3909 el mes pasado.
“Quemar reservas no es algo sostenible”, dijo por teléfono el 6 de febrero Viktor Szabo, gerente de cartera en Aberdeen Asset Management Ltd. de Londres.
El banco central de Kazajistán devaluó el tenge en su nivel más alto desde 2009, después de que sus reservas internacionales cayeron hasta aproximadamente el nivel más bajo desde 2009, en tanto Argentina gastó $25 mil millones desde marzo de 2011 para defender el peso, llevando las reservas hasta un mínimo en siete años. El peso se devaluó no obstante 16% este año, la mayor devaluación desde 2002.
“Las reservas en moneda extranjera pueden pensarse como un amortiguador en épocas de volatilidad, que permite a los bancos centrales de los mercados emergentes proteger sus monedas contra caídas abruptas abasteciendo el mercado de dólares estadounidenses”, escribieron los analistas Robin Brooks y Julian Richers de Goldman Sachs.


Bloomberg
 





© 2022 Republica Media Group todos los derechos reservados.