Asaltos aumentan con fuerza este año
Enviar

Delitos violentos toman las calles, recursos policiales son insuficientes

Asaltos aumentan con fuerza este año

Más oficiales, contar con buenas patrullas y evitar exponerse ante delincuentes son alternativas

Poner más policías a cuidar las calles como ha sucedido en este Gobierno, implementar tecnología para desarrollar mapas criminales y por supuesto, reparar o comprar más patrullas para los oficiales son soluciones contra la creciente inseguridad que vive —nuevamente— el país, pero se necesita más.

201309222356580.n22.jpg
Los asaltos aumentaron este año un 35% en el área metropolitana, es el incremento más fuerte de los últimos tres años en cuanto a crímenes violentos se refiere.
Que la inseguridad haya dejado de ser la principal preocupación ciudadana según la última encuesta de CID-Gallup no quiere decir que las cosas mejoraran.
Para atacar el incremento en los robos violentos, se colocarán 25 nuevas patrullas en San José y Limón que refuercen los operativos en puntos críticos.
A esto se suman los nuevos policías que saldrán a las calles en los meses restantes y el esfuerzo por ampliar el sistema de seguridad de mapas criminales que se implementa actualmente en la capital.
Pero, de nada sirve que la policía mejore —dentro de sus posibilidades— las estrategias de seguridad si los ciudadanos no son más precavidos.
Definitivamente frenar la oleada de asaltos violentos en todo el país está en manos de los mismos ciudadanos, evitar exponerse es el primer paso.
Si bien no existe una fórmula mágica o una solución definitiva para que los asaltos disminuyan, se pueden tomar pequeñas acciones para evitar ser víctima.
Primero, no luzca artículos de valor como computadoras portátiles, celulares o tabletas, no exponga dinero o bolsos cuando sale de cajeros automáticos.
Además, si se transporta en bus nunca saque el teléfono mientras está en la parada o durante el trayecto.
Finalmente y la recomendación más importante es que sea malicioso, observe comportamientos sospechosos en personas a su alrededor y sobre todo no sea confiado.
En el país ocurrió un fenómeno, el año anterior disminuyeron los asaltos a personas y casi todos los indicadores de inseguridad bajaron.
Esto generó un ambiente de confianza entre los costarricenses quienes empezaron a caminar más tranquilos por las calles y olvidaron algunas medidas de seguridad.
Las agrupaciones criminales y los delincuentes comunes empezaron a identificar este comportamiento y nuevamente aprovechan el exceso de confianza.
Otra situación que se viene dando, es que los robos a personas son muy violentos.
Los datos de asaltos aumentaron de forma abrupta en lo que va del año en todo el país.
Solo en la capital, se reporta un incremento del 30% en estos delitos si se comparan los primeros siete meses de este año con los del mismo periodo en 2012.
Sin duda, Heredia se convirtió en la ciudad más peligrosa, donde los asaltos aumentaron un 60%.
La ingenuidad y falta de prevención son los comportamientos que aprovechan los delincuentes para cometer sus delitos de forma violenta en las calles.

Manuel Avendaño
[email protected]
@mavendanoLR

Ver comentarios