Argentina y Chile difieren sobre crecimiento
Enviar
Argentina y Chile difieren sobre crecimiento

El vicepresidente argentino, Amado Boudou, y el canciller chileno, Alfredo Moreno, ofrecieron ayer dos puntos de vista divergentes sobre el crecimiento en Latinoamérica, aunque coincidieron en la importancia de estimular el comercio regional.
"Creemos en aumentar el comercio, eliminar barreras y mejorar las vías de comunicación", aseguró Moreno en una entrevista con Efe durante la Conferencia de las Américas en Washington.

El canciller chileno aseguró que el comercio intrarregional en Latinoamérica es "de los más bajos del mundo", por lo que instó a aumentar el comercio interno ya que "existe un tremenda oportunidad para trabajar entre nosotros".
En este sentido, destacó a Chile como "un país fanático del libre comercio" y valoró "la inversión extranjera como muy importante para el desarrollo económico del país".
Por su parte, el vicepresidente argentino, Amado Boudou, defendió las políticas del Gobierno de Cristina Kirchner que han permitido que Argentina crezca por "décimo año de crecimiento consecutivo, hecho inédito en nuestro país" y sus importaciones hayan mantenido una senda de ascenso.
Boudou insistió en que "el argentino no es un crecimiento cualquiera, ha permitido incluir a diversos sectores de la población", y reiteró sus críticas a las instituciones financieras internacionales cuyas recetas tildó de "caducas".
"Es un nuevo mundo, pero no vemos nuevas ideas. Las recetas son otra vez las mismas, y cuando aparecen países intentando dar nuevas ideas, lejos de dar incentivos se las trata de estigmatizar como es el caso de Argentina", aseveró el vicepresidente argentino.
Boudou no eludió mencionar la reciente decisión del Gobierno argentino de expropiar la petrolera YPF al grupo español Repsol, uno de los principales temas económicos de las últimas semanas en América Latina.
El vicepresidente justificó esa expropiación con el argumento de que "Repsol YPF era un coctel explosivo entre no atender el negocio real de la empresa, alto nivel de endeudamiento y política de dividendos muy agresiva".
Boudou restó importancia a la posibilidad de que esta decisión reduzca las inversiones extranjeras.

Washington/EFE}

Ver comentarios