Arabia Saudita congela producción petrolera solo si lo hace Irán
Los combustibles en todo el mundo están con precios bajos, a inicios de año incluso el indicador Brent llegó a su mínimo en 12 años de $27,10 el barril, hoy está apenas por debajo de los $40. Bloomberg/La República
Enviar

Arabia Saudita solo congelará su producción de petróleo si lo hacen Irán y otros grandes productores, dijo el vice príncipe de la corona, desafiando al principal rival regional del país a asumir un papel activo a la hora de estabilizar el mercado mundial del crudo con un exceso de oferta.

La advertencia de Mohammed bin Salmán, de 30 años, que ha surgido como una de las principales fuerzas políticas en Arabia Saudita, abre un interrogante respecto de la reunión entre la OPEP y otros grandes productores de petróleo este mes.
Irán ya ha dicho que proyecta aumentar su producción después del levantamiento de las sanciones, producto del acuerdo de reducir el programa nuclear del país.
“Si todos los países congelan la producción, estamos preparados”, dijo Bin Salmán en una entrevista con Bloomberg.
“Si alguien decide elevar su producción, no rechazaremos ninguna oportunidad que se nos presente”.
En Londres, el petróleo crudo Brent cayó por debajo de $40 el barril luego de sus declaraciones, bajando un 2,1% hasta $39,50 el barril.
En Nueva York, el crudo West Texas Intermediate llegó a caer hasta $37,42 el barril, anulando prácticamente todos los aumentos para el año.
Cuando la Organización de Países Productores de Petróleo (OPEP) abandonó sus esfuerzos destinados a aumentar los precios del petróleo en noviembre de 2014, centrándose en cambio en proteger su cuota de mercado, Arabia Saudita incrementó su producción hasta un máximo histórico de más de 10,5 millones de barriles diarios, afirmando que los clientes pedían más petróleo.
La reunión de los productores de petróleo en Qatar el 17 de abril sigue a una reunión realizada en febrero entre Arabia Saudita, Qatar, Rusia y Venezuela, durante la cual el cuarteto acordó tentativamente limitar su producción al nivel de enero.
El acuerdo, que contribuyó a elevar el precio del crudo Brent de referencia por sobre $40 el barril desde un mínimo en 12 años de $27,10 el barril en enero, dependía de que otros países se sumaran.
El ministro iraní del Petróleo, Bijan Namdar Zanganeh, asistirá a los debates en Doha pero no se sumará a un congelamiento de la producción, según una persona al tanto de la política del país.
Teherán mantendrá su política de recuperar la cuota de mercado perdida durante los años de las sanciones, dijo la persona, que pidió no ser identificada dado que las negociaciones son privadas.
La Agencia Internacional de Energía dijo que Irán, en su primer mes completo liberado de las sanciones nucleares en febrero, aumentó su producción petrolera hasta un máximo en cuatro años de 3,22 millones de barriles diarios. Energy Aspects, una firma consultora con sede en Londres, dijo que en marzo Irán incrementó sus exportaciones petroleras otros 100 mil barriles diarios.
Tanto los operadores como los analistas suponen que Riad podría estar dispuesto a limitar voluntariamente su producción en el nivel actual de unos 10,2 millones de barriles diarios aunque Irán no se sumara. Pero en una entrevista que se prolongó cinco horas en un complejo real en Riad, respondiendo a si Irán debía participar, Bin Salmán dijo “sin ninguna duda”.
“Si todos los países, incluidos Irán, Rusia, Venezuela, los países de la OPEP y todos los principales productores congelan la producción, seremos uno de ellos”, dijo.


 

 


Ver comentarios