Logo La República

Miércoles, 21 de noviembre de 2018



BLOOMBERG


Apuestan banqueros mexicanos a mujeres

| Lunes 26 noviembre, 2012

Los bancos mexicanos apuestan a las mujeres para hacer crecer el mercado inmobiliario del país. Bloomberg/La República


Apuestan banqueros mexicanos a mujeres

Los bancos mexicanos que están repletos de dinero y apuntan a las mujeres como medio de sacar rédito del mercado hipotecario surgente que hay en el país.
Desde el programa del Grupo Financiero Banorte que se centra en prestarle a las mujeres hasta las hipotecas para viviendas de hasta $131 mil del Grupo Financiero Santander México SAB, los prestamistas más grandes de la nación personalizan sus productos para poder hacerse de la participación que les corresponde en los 14,6 millones de hogares adicionales que la nación espera sumar entre 2010 y 2040.
Por segundo año consecutivo, México, que es la segunda economía más grande de América Latina, lo que ayuda a que la clase media en expansión compre viviendas.
Aun cuando algunas tasas bancarias, con comisiones exclusive, hayan caído al 10% este año del casi 13% que tenían en 2009, los datos del gobierno señalan que hay una expansión más lenta en sus posiciones hipotecarias, ya que la financiera Infonavit, de capital estatal, controla el 75% de los préstamos para la vivienda.
El programa Hipoteca Accesible Mujer Banorte, que dio comienzo a principios de este año, es el primero que hay en el país destinado específicamente a las mujeres, según Cristina Porras, directora de ventas hipotecarias en Banorte.
Ofrece flexibilidad de pago en el curso de los acontecimientos más importantes de la vida, como nacimientos o enfermedades, dijo.
Banorte le da a los clientes de sexo femenino más servicios en la hipoteca, inclusive un programa para aumentar la asequibilidad a instalar televisión y a realizar arreglos.
También ofrece descuentos en cuatro cuotas mensuales si el cliente contrae matrimonio, se recibe, da a luz o adopta a un niño. La tasa de interés es la misma que hipotecas semejantes que ofrece Banorte.
El programa “fue un gran éxito” y otros productos “probablemente lleguen al mercado” en el curso de los próximos meses, dijo Porras.
El banco también ve oportunidades de impulsar el otorgamiento de hipotecas a los clientes más pudientes, dijo.
Los préstamos para la vivienda de México crecieron en un 10% en los 12 meses que finalizaron en septiembre y llegaron a los más de $34 mil millones.
El crecimiento del mercado hipotecario mexicano fue superado por el total de préstamos bancarios que hubo en el país, que se expandieron en un 12,5% en los 12 meses que finalizaron en septiembre.
“La población de ingresos altos y medios se volvió más fuerte en los últimos años”, dijo Eduardo Torres, economista que sigue la industria de bienes raíces para el BBVA Bancomer. “Los bancos no han desarrollado suficientes productos para esta población”.
Infonavit, que es la financiera hipotecaria más grande de la nación, se centra mayormente en dar préstamos a los grupos con menores ingresos, que a menudo quedan fuera del sistema financiero, dijo Alfredo Rabell Manon, titular de crédito en la entidad estatal.
Se la fundó en 1972 para darle a los trabajadores acceso a la financiación de hogares, pero también trabaja con mexicanos más pudientes complementando hipotecas más grandes con préstamos más pequeños del Infonavit.
Este año la entidad otorgó el 64% de sus préstamos a tomadores que ganaban menos de $585 por mes, según la financiera con sede en Ciudad de México.
Las tasas de interés anuales que cobra el Infonavit van del 4% al 10%, con arreglo a la remuneración del tomador del préstamo.
Rabell dijo que cerca del 30% de la población económicamente activa recibe los servicios de entidades gubernamentales, como Infonavit, lo que genera un “mercado de crecimiento” para los bancos minoristas.
“El mercado es muy grande y se lo ha usado poco”, dijo. La  rivalidad proveniente de los bancos no disminuyó la cartera de Infonavit, ya que la mayor competencia pasa por prestarle a los tomadores más pudientes, dijo.

Bloomberg