Aprueba EE.UU. reforma migratoria
La reforma migratoria presentada por el presidente Barack Obama dio ayer el primer paso y solo resta que el Congreso la apruebe. ARCHIVO/La República
Enviar

Aprueba EE.UU. reforma migratoria

El Senado de EE.UU. aprobó ayer, con amplio apoyo bipartidista, la mayor reforma migratoria para la legalización de los indocumentados desde 1986, en una demostración de fuerza pensada para convencer a los escépticos en la Cámara de Representantes, donde afronta un futuro incierto.
La medida "S.744" logró 68 votos a favor, incluyendo el "sí" de 14 republicanos, y 32 en contra, y su esperada aprobación puso fin a tres semanas de debate.
La iniciativa, de más de mil páginas, tiene que ser aprobada por la Cámara de Representantes, donde afronta la oposición de republicanos que controlan ese órgano legislativo.
El presidente de EE.UU., el demócrata Barack Obama, que prometió la reforma al electorado hispano durante las campañas de 2008 y 2012, instó a la Cámara baja a que siga el ejemplo del Senado.
"Hoy,(ayer) el Senado cumplió con su tarea. Ahora le toca a la Cámara de Representantes hacer lo mismo", dijo Obama en un comunicado, y pidió la ayuda de la opinión pública para frenar cualquier esfuerzo por torpedear la iniciativa.
"Tenemos una oportunidad única de corregir nuestro maltrecho sistema de inmigración de forma que defienda nuestras tradiciones como nación de leyes y nación de inmigrantes. Sólo necesitamos que el Congreso complete su labor", puntualizó.
La reforma negociada por el "Grupo de los ocho" -cuatro senadores demócratas y cuatro republicanos- condiciona la legalización de los indocumentados a la seguridad fronteriza; incrementa drásticamente la vigilancia en la frontera con México; y establece medidas para controlar futuros flujos migratorios.
Entre otros elementos, exige que los indocumentados que cumplan con varios requisitos primero obtengan un permiso temporal y luego deberán esperar hasta 13 años para conseguir la residencia permanente y eventual ciudadanía. El trámite sería más rápido para estudiantes indocumentados que vinieron a EE.UU. siendo menores y para los trabajadores agrícolas.
También extiende a todo EE.UU. el uso obligatorio del programa "E-Verify", para que las empresas verifiquen el estatus migratorio de sus nuevos empleados, y refuerza la vigilancia fronteriza con un plan de $46 mil millonesque incluye la duplicación a 40 mil del número de agentes fronterizos, muros en 1.126 kilómetros, y el uso de aviones no tripulados.

Washington/EFE

Ver comentarios